El sacerdocio como salida a la crisis

Un video de reclutamiento de la Conferencia Episcopal Española crea polémica.


La nueva campaña de la Conferencia Episcopal Española quería llamar la atención en la sociedad, y lo ha conseguido.
En sus esfuerzos para captar nuevos seminaristas han proyectado un video protagonizado por sacerdotes que en dos días ha superado las 120.000 visitas.

El primero de los testimonios no promete un buen sueldo, pero sí un trabajo fijo, además de una vida apasionante.

«Nosotros somos la única clase social que no tiene desempleo. En el ministerio sacerdotal no hay desempleo, tenemos mucho trabajo y la paga cierta está en el Evangelio y después en la vida eterna», declaró el monseñor Juan José Asenjo, publica el diario español ABC.
Este curso ha aumentado el número de seminaristas que, después de haber caído durante nueve años , ha alcanzado los 1.278 en el país.
Mientras, en España, hay más de cinco millones de personas que buscan trabajo.

Objetivo cumplido

«El video (que se ha lanzado recientemente por el Día del Seminario) ha alcanzado los objetivos. Queríamos llegar a las redes sociales, a los adolescentes y los jóvenes que no van a la iglesia y no leen los carteles para apuntarse al seminario», asegura a BBC Mundo el obispo y presidente de la Comisión Episcopal de Seminarios y Universidades, Josep Ángel Sáiz.

«La primera frase, que hace referencia al trabajo fijo, ha creado expectación y polémica, pero no estamos hablando de la perspectiva económica y de empleo; la idea, en palabras de Jesús, es una vida ocupada llena de trabajo, pero dicho en estilo provocativo y audiovisual», añade.

Estudiar en un seminario supone tener alojamiento, comida, formación y estabilidad, al menos durante los seis años que duran los estudios, y, posteriormente, un sueldo seguro.

«Llevo cuatro años estudiando aquí y sé que este es mi camino, me he encontrado con otra familia. Es super bonito seguir el proceso de la vocación, sin miedos. Es una vida apasionante, todo lo que prometen en el vídeo lanzado por la Conferencia Episcopal es cierto»
Jaime Alberto Manzano, seminarista

Los seminarios españoles este año tienen razones para estar satisfechos: hay más matrículas y menos abandonos. Pasaron de 245 nuevos ingresos y 124 abandonos en el curso 2011, a 277 ingresos y 90 abandonos en 2012.

«Este aumento no tiene nada que ver con un trabajo fijo. El sacerdocio no es una profesión, es una vocación. Esto ha sido iniciativa de Dios y es la persona humana la que desde su libertad da la respuesta a un compromiso para siempre, con renuncias y gozos», considera Sáiz.

Fuente: BBC

cargando...