Los vendedores dicen sentirse agobiados y atropellados por los operativos para levantar sus puestos, no les ofrecen alternativas reales y piden derecho al trabajo.

Vendedores informales de Soacha, especialmente los de las calles 14 y 15, expresaron su inconformidad con los operativos de recuperación del espacio público que ha venido adelantando la Secretaría de Gobierno.

Según los vendedores, estos operativos están vulnerando su derecho al trabajo y poniendo en peligro su fuente de ingresos; dicen que son aproximadamente 46 familias que han estado en este lugar por años, y que dependen de este trabajo como única fuente de ingresos.

Los vendedores informales de Soacha manifestaron que el sábado 30 de octubre se reunieron con un representante de la Secretaría de Gobierno, el cual les dijo que estos operativos obedecen al cumplimiento de la norma establecida, y que como parte de la solución les proponía una caracterización individual de cada uno de ellos para determinar sus necesidades y que no se quedaran en un solo lugar, sino que rotaran con sus puestos.

Pero ellos manifiestan que no pueden estar desplazándose de un lugar a otro, porque los productos que venden son pesados y no tienen como moverlos. Adicionalmente los vendedores expresaron que están dispuestos a someterse a las leyes, siempre y cuando los entes gubernamentales las apliquen sin atropellarlos ni vulnerar sus derechos.

Por eso, los vendedores informales de Soacha piden que los dejen trabajar o que los reubiquen dentro de la misma comuna seis, pues según ellos, los han querido enviar para Ciudad Verde y al Pasaje Comercial de San Mateo, y que esto además de sacarlos de su zona, les afectaría grandemente sus ingresos.

Por Sary Tovar