Una labor silenciosa, eficiente, humilde y discreta es la que viene adelantado el director del Sistema de Atención al Ciudadano SAC, doctor Pedro Antonio Díaz Murillo, cuyos vínculos con el municipio no son sólo recientes y burocráticos, sino que por el contrario, lo unen profundos lazos de la más variada índole con nuestro municipio, el cual quiere y se siente identificado como el mejor de los raizales e hijos adoptivos de Soacha


El tráfico de influencias, la corrupción, el clientelismo burocrático, el desorden administrativo, la negligencia en la gestión de algunos funcionarios, la insensibilidad e indiferencia de otros frente a los docentes y el público en general, la baja eficiencia, el despilfarro de recursos, el mal trato, la arrogancia y otras actitudes francamente hostiles y preocupantes fueron las características principales que predominaron en el desempeño y la gestión de los equipos con los que se encontró Díaz Murillo en las pasadas administraciones municipales.

Y justamente el reto, el desafío más importante de la actual administración fue superar ese lamentable estado de caos en el que se hallaba sumida la Secretaría de Educación desde el momento mismo en que el municipio fue certificado.

Para emprender esa labor, el Alcalde José Ernesto Martínez Tarquino encomendó esta quijotesca tarea a Pedro Antonio Díaz Murillo, Administrador de Empresas con una sólida experiencia en Administración Pública y Alta Gerencia, quien aceptó el desafío seguro de su capacidad y del respaldo institucional que se requería para llevarlo a cabo.

La tarea por supuesto no fue nada fácil; se trataba de erradicar prácticas culturales a las cuales se habían acostumbrado tanto los docentes como el público en general, donde cualquier trámite que se intentara realizar sin padrinos, quedaba a la deriva y al arbitrio del funcionario de turno.

Estos cambios que se han venido introduciendo de manera paulatina y sistemática en la gestión que cumple el actual equipo de la Secretaria de Educación en cabeza de su Secretario, el doctor Ignacio Castellanos Anaya y el director del Sistema de Atención al Ciudadano SAC, doctor Pedro Antonio Díaz Murillo, responde al interés que el Alcalde consignó en su Plan de Gobierno, en el Plan de Desarrollo y se articuló armónica y coordinadamente con directivas ministeriales que buscaban promover cambios administrativos sustanciales, un cambio de imagen y la implementación de una política de atención digna y eficiente para los docentes y los ciudadanos en general.

De manera que los cambios se iniciaron con la reubicación de todas las dependencias de la Secretaria en el primero y segundo piso de la Casa de la Cultura, siendo el comienzo del proceso de racionalización administrativa para acercar la institucionalidad a los ciudadanos en forma amable, cálida y eficiente.
Esta reubicación implicó el diseño e instalación de un sistema modular moderno que diera lugar a un nuevo y mejor ambiente de trabajo para los funcionarios y el público en general con el fin de superar las condiciones de hacinamiento y desorden que imperaban hasta entonces.

Así mismo se introdujeron importantes cambios en la radicación de solicitudes, tramites, quejas, demandas, derechos de petición, etc., mediante los cuales no solo se clasifica sino que se organiza el ejercicio del control en el orden de llegada de los documentos para su estudio y solución, eliminando con esta medida el tráfico de influencias que se había institucionalizado en la solución a las solicitudes en proceso, los cuales en su totalidad ahora están sometidos a tiempos prudenciales de estudio y respuesta oportuna con lo cual se resuelven y se satisfacen con eficiencia y calidad los trámites del público en general.

Dentro de este mismo espíritu de cambios, modernización, racionalización y eficiencia en la gestión administrativa de la Secretaria de Educación, se introdujo el sistema de matrícula en línea con el cual se eliminaron las tortuosas filas y los viejos y caducos sistemas de corrupción y tráfico de influencias que existían en la adjudicación de los cupos que antes fueran un privilegio de los recomendados de concejales y de funcionarios de alto nivel local.

Los cambios en la ubicación de las dependencias, la atención al usuario, la adjudicación de cupos, la modernización de equipos, la organización en la recepción de documentos, el control de su trámite y otras medidas, fueron acompañados de importantes cambios en el talento humano que incluyeron funcionarios en propiedad y contratistas con un alto perfil que asegurará el éxito de los cambios que se empezaban a ejecutar evidenciado un significativo mejoramiento de la calidad y calidez en la atención al usuario.

Del mismo modo la reciente reubicación de los rectores en la mayoría de instituciones del municipio obedeció también al propósito de impactar en la calidad de la educación y la permanencia mediante la articulación de proyectos con el SENA y diferentes instituciones universitarias y técnicas con lo cual se busca la continuidad en los estudios de los bachilleres que egresan anualmente en gran número.
No obstante que los cambios buscan mejorar la calidad de la atención y la eficiencia en los resultados, no fueron pocos los funcionarios que asumieron este proceso como una política de persecución por parte de la administración, pero ello fue más bien una consecuencia de la insuficiencia en la socialización que debió acompañar y preceder la introducción de los cambios y reformas que se comenzaron a realizar.

Actualmente la Secretaría de Educación cuenta con Atención
Personalizada, una línea telefónica con la cual se puede contactar a las diferentes dependencias en forma ágil y oportuna, y con la página web mediante la cual puede acceder a toda la información que requieran los usuarios, contratistas y público en general la cual se actualiza constantemente.

Pero otro tanto ocurrió, y en menor grado sigue ocurriendo con el público en general, quien todavía no se acostumbra a las nuevas condiciones de atención, lo que hace necesario que la Secretaría de Educación desarrolle una amplia campaña de divulgación a través de los medios de comunicación local, en cada escenario y oportunidad que tenga para que la ciudadanía empiece a asumir esta nueva cultura de la cual los más beneficiados serán ellos mismos.

Naturalmente tanto el Alcalde Martínez Tarquino como el Secretario de Educación Castellanos Anaya y el Director del Sistema de Atención al Ciudadano Pedro Antonio Díaz Murillo saben que aún quedan cosas por mejorar, pero es necesario que los ciudadanos, los usuarios los docentes y directivos docentes contribuyan con sus cometarios, con sus críticas sinceras pero respetuosas y oportunas lo cual brindará una oportunidad de mejoramiento continuo.

[email protected]