Argumentando problemas de salubridad y ambientales, el alcalde Ernesto Martínez anunció hoy el cierre total-temporal de la morgue municipal a partir del próximo viernes 14 de agosto.


Dijo que la decisión obedeció a un proceso de concertación con el Instituto Nacional de Medicina Legal, el CTI, la Sijín y la propia Secretaría de Salud del municipio. Se concluyó que el estado actual de la morgue pone en alto riesgo la salud pública, no sólo de los usuarios y de quienes trabajan en su interior, sino de todo el entorno, es decir de las familias que viven cerca al cementerio.

«En planta físisca por ejemplo se encontró que el estado de las paredes no es el más adecuado, los techos, pisos, rejillas y las instalaciones donde se manipulan los cadáveres no son las indicadas y los vertimientos que se generan llegan directo al río Soacha causando un grave perjuicio ambiental; del mismo modo no se está obrando de manera técnica en la manipulación, eso genera insalubridad para las personas que acceden al lugar. Todo esto nos llevó a tomar la decisión que consiste en el cierre total-temporal, es decir un cierre condicionado a que si no se adecuan las instalaciones de la morgue, no se podrá reabrir, por el contrario daría lugar a un cierre definitivo», afirmó el primer mandatario.

Lo anterior significa que a partir del próximo sábado los cadáveres del municipio deberán ser trasladados al Instituto de Medicina Legal en Bogotá, y aunque la decisión no fue bien recibida por la Secretaria de Gobierno del Distrito Clara López, quien dijo que «la capacidad de Medicina Legal en la capital es limitada y nuevamente nos visitan los problemas de otras partes», el alcalde Martínez expresó que la decisión de recibir o no cadáveres depende exclusivamente de Medicina Legal, y que ya hay una sala especial destinada a Soacha.

Otra de las inquietudes de la administración distrital es que la llegada de cadáveres aumente las estadísticas de muertes violentas que se registran en la capital colombiana.

Finalmente el mandatario de Soacha dijo que se ha venido trabajando para que el municipio cuente con una moderna morgue que cumpla con todas las especificaciones técnicas, higiénicas, ambientales y de salubridad.