En la vereda San Jorge del corregimiento uno se realizó la audiencia pública «Conflictos Sociales y Ambientales de la Actividad Minera en Ecosistemas Estratégicos», la cual tuvo como objetivo rechazar la explotación minera en la vereda San Jorge, defender el medio ambiente y promover una consulta popular.


El objetivo principal del ejercicio democrático era evaluar el impacto de la actividad minera a nivel territorial, en especial la mina Caracolí, debido al peligro que representa la explotación minera en zonas de páramo, tal y como lo denunciaron los habitantes de la vereda San Jorge.

Los promotores de la audiencia fueron la Corporación Ambiental Caminando el Territorio, la Red Juvenil de Suacha y el representante a la Cámara por Bogotá, Alirio Uribe.

«Queremos que se cierre definitivamente la mina Caracolí y que se haga una consulta popular. Agradezco a las autoridades municipales el apoyo para la realización de esta audiencia en donde se buscó definir cómo se limita la explotación minera en Soacha, porque de alguna manera los bogotanos le recargamos a los municipios vecinos muchas problemáticas. En este caso Bogotá tiene una demanda muy fuerte de materiales de construcción y quiere que Soacha solo tenga el perímetro urbano y el resto sea un socavón minero», manifestó Uribe.

En concordancia con la voz del Representante a la Cámara, Gonzalo Rodríguez Chía, director de la CAR Soacha, invitó a la comunidad a poner en conocimiento la realización de actividades mineras ilegales, además de evitar conjeturas y suposiciones.

“Considero que la audiencia obedece a una necesidad que se registra en la zona, por estadística se conoce que el sector Soacha-Sibaté es uno de los territorios de más extracción minera en el departamento, por eso presenta estas problemáticas ambientales”, afirmó el Director de la CAR.

Precisamente, uno de los compromisos de la ANLA (Autoridad Nacional de Licencias Ambientales) es realizar una visita al territorio y evidenciar las afectaciones que la presencia minera ha causado. Hay que resaltar que a la audiencia pública que fue aprobada por la Plenaria de la Cámara de Representantes mediante proposición 074 de 2016 asistieron autoridades locales y nacionales, y organizaciones como la Dirección Bioambiental de la Secretaría de Planeación de Soacha, la Personería Municipal, la Defensoría del Pueblo, Agencia Nacional de Minería, Procuraduría Judicial Ambiental, Secretaría Distrital de Ambiente, Corporación Autónoma Regional (CAR) y concejales del municipio.

“La Personería municipal dejó clara su posición en el sentido de no permitir la minería en las zonas de páramo, también reiteró el compromiso que deben asumir las instituciones que tienen competencia para controlar estas situaciones como la CAR y la misma Alcaldía, a través de la dirección de Gestión Bioambiental”, manifestó el Personero Ricardo Rodríguez.

Quienes han estado haciendo un seguimiento permanente a la problemática, han sido los jóvenes de la Corporación Ambiental Caminando el Territorio, Red Juvenil de Suacha, movimiento No le Saque la Piedra a la Montaña, ICAM, Tierra Digna, Red Tejiendo Páramos y comunidad en general. Precisamente, Esperanza Montoya, Directora Bioambiental de Soacha, resaltó la labor de estos grupos:

“El balance de la audiencia fue muy positivo, agradecemos a los colectivos juveniles porque han ayudado a visibilizar la problemática que vive nuestro municipio en las zonas de páramo. Esto ha permitido que el Congreso y entidades nacionales le pongan atención al problema. Inicialmente se está trabajando en el sector del Caracolí, lo cual es una alerta para la autoridad ambiental, sin embargo hoy se dejó en evidencia que en el sector San Jorge hay otras solicitudes en camino y son casos que también se deben revisar”.

Se estableció que la solución al problema sería el cierre definitivo de la mina, lo cual tiene que pasar por su debido proceso. Al respecto, Norbey Bello, edil del corregimiento uno, expresó:

“Lo que nos dicen los entes participantes es que están estudiando el tema y que ellos están dispuestos a colaborarnos en gestionar el cierre, yo veo que esto va por buen camino”.

Finalmente, el alcalde manifestó que la Administración Municipal realizará el acompañamiento necesario y le exigirá a la Agencia Nacional de Minería que responda por los daños ambientales que le ha causado a Soacha durante muchos años, entregando licencias de explotación minera.

“Hubo bastante presencia de grupos ambientalistas, pero no de campesinos de la zona, que son los más afectados. Quiero dejar claro que esto no es un problema del Gobierno anterior, ni del presente, infortunadamente es un problema heredado que viene desde arriba y no de la institucionalidad local. Seguiremos con el acompañamiento y daremos la cara cuantas veces sea necesario. Hay que buscar la compatibilidad de la agricultura con base en la normatividad hasta donde lo permite respectivamente la sentencia para que el campesino sea y tenga las garantías de sostenibilidad y de equilibrio con la zona y el medio ambiente. Tenemos un POT compatible al 100 por ciento con la agricultura y la zona de páramo. Quiero decirles también que somos un ’Gobierno Verde’ y nuestro compromiso es con el medio ambiente», manifestó en su intervención el alcalde”.