Este tipo de delito le cuesta a los bogotanos más de 20 mil millones de pesos al año. Y los robos aumentan, puesto que el mobiliario público es comprado por las chatarrerías.

En medio de una sesión de control político, se reveló que en el año inmediatamente anterior fueron robados 15 mil millones de pesos en mobiliarios públicos.

«Mobiliario Público es el conjunto de elementos colocados a instancias de la administración distrital para el servicio, uso y disfrute del público y que hacen parte del medio ambiente urbano y del espacio público de la ciudad”, indicó el concejal Álvaro Acevedo.

Le puede interesar: No para el robo de tapas de alcantarillas en Soacha

Los elementos que más se roban son: luminarias, cesta de basura, tapas de alcantarillado y señales de tránsito.

En consecuencia se estima que el año pasado se presentaron hurtos de:  7.548 cestas de basura, 1.612 luminarias, 615 señales de tránsito y 9.736 tapas de alcantarillado.

De las 20 localidades que hay en Bogotá, 14 presentan esta modalidad de hurto, los sectores más afectados son: Kennedy, Puente Aranda, Suba, Engativá, Ciudad Bolívar, Usme, San Cristóbal, Santa Fe, Tunjuelito, Rafael Uribe Uribe, Usaquén, Bosa y Antonio Nariño.

También puede leer: Desorden vial por irrespeto a señales de tránsito en Soacha

“Alcantarillas que tienen un costo para el distrito de 745.343 pesos c/u; otro elemento son las tapas de las cajas de medidores del agua potable que tienen un costo para el Distrito de 420.220 pesos; las rejillas de sumideros que tienen un costo de 275.000 pesos; luminarias que tienen un costo para la entidad de 1.807.317 pesos; Canecas de zonas verdes y espacio público que se consiguen libremente de manera online por un valor de 1.385.000 pesos”, manifestó en sus redes sociales el concejal.

Este tipo de pérdidas causan la mayor parte de inconvenientes en el orden público puesto que, por falta de canecas de basura, se contamina el ambiente con desechos; la baja cantidad de luminarias es el escenario perfecto para el robo; las alcantarillas causan una alta accidentalidad; la falta de señales de tránsito también causa accidentalidad.

Para frenar el hurto del mobiliario en Bogotá, las autoridades solicitan denunciar este tipo de actos, tanto los que roban como los que lo compran.