Si un perro potencialmente peligroso ataca a una persona infligiéndole lesiones permanentes de cualquier tipo, se procederá al decomiso y sacrificio eutanásico del animal por parte de las autoridades que se designen para tal fin.


Según la Inspectora de Policía de Cajicá, Teresita Palacios, en su despacho reposan 40 demandas por mordedura de perros de raza peligrosa, en los que va corrido del año.

Dado su alto nivel de peligrosidad, se prohibe la importación de ejemplares caninos de la razas: Staffordshire, Pit Bull Terrier, Bullmastiff, Dóberman, Dogo Argentino, Dogo de Burdeos, Fila Brasilero, Mastín Napolitano, American Pit Bullterrier, De presa canario, Rottweiler, Staffordshire, Terrier y Tosa Japonés.

De esta manera se alerta a la comunidad y a los dueños para que sujeten a los caninos con una traílla o correa y provistos de bozal si es el caso específico, de perros potencialmente peligrosos, según las definiciones dadas por la ley.