Sebastián Rojas Blanco, de 17 años de edad, murió ayer en confusos hechos durante un proceso de requisa del ejército cuando la tropa atendía una denuncia por posible presencia de delincuentes en la zona.


Todo inició cuando algunos habitantes de la Ciudadela Sucre llamaron a la base del ejército ubicada en la zona y advirtieron sobre presencia de pandillas en el sector. De inmediato soldados del batallón Nro 13 que opera en la zona, atendieron el llamado y procedieron a requisar a un grupo de jóvenes que causaron sospecha.

El procedimiento de requisa terminó en pelea y un joven de 17 años murió luego del enfrentamiento. Los jóvenes que protagonizaron el incidente afirman que el ejército fue quien disparó, pero el oficial a cargo explicó que la tropa fue víctima de un ataque con arma blanca.

El ejército explicó que en medio de la requisa un joven intentó quitarle el fusil a un soldado y que varios uniformados resultaron heridos con arma blanca en diferentes partes del cuerpo como los dedos y las orejas.

“Según información que tenemos nuestros soldados estaban siendo agredidos por un grupo de hombres al parecer pertenecientes a la banda delincuencial de los Pinos. Uno de los sujetos intentó arrebatarle el fusil a un soldado y eso exaltó los ánimos de todo el personal que se encontraba en el sitio”, explicó el coronel Jorge Herrera, comandante del batallón Militar Número 13.

Versiones y testimonios indican que luego del asesinato del joven algunos habitantes del sector intentaron tomar represalias e insultaron a los miembros de la fuerza pública empujando la puerta y lanzando piedras al interior de la base. De inmediato la Policía envió unidades del escuadrón móvil antidisturbios ESMAD para controlar la situación.

Sin embargo algunos líderes comunales, que prefirieron omitir su nombre, denunciaron presencia constante de pandillas y argumentaron que los delincuentes controlan algunos barrios sin que las autoridades hagan algo para evitarlo y cuestionaron la reclamación de algunos habitantes por el hecho registrado este domingo.

“Ayer por ejemplo a una señora por robarle el bolso la puñalearan varias veces en sus manos y así se quedó, entonces cómo irnos en contra de los soldados si ellos son los que nos protegen de los delincuentes”, agregó una líder comunal de la Ciudadela Sucre.

Las autoridades judiciales iniciaron la investigación del caso para establecer realmente lo que pasó con la muerte del joven, en donde además resultaron heridos dos suboficiales y cinco soldados.

Comunicado del Ejército:

«En relación con los hechos ocurridos el día de hoy en el municipio de Soacha, el comando del batallón de policía militar No.13 se permite informar:

1. A las 06:30 horas se recibió en la base militar de Ciudadela Sucre un llamado por parte de habitantes del sector para brindar apoyo debido a que un grupo de sujetos que presuntamente conforman una banda denominada Los Pinos los estaban agrediendo.

2. Una patrulla de la base militar sale a atender la situación y al llegar e intentar efectuar una requisa de rigor es agredida con piedras, palos y armas blancas.

3. Como resultado de los hechos resultan heridos con armas contundentes el sargento segundo Salas Torres Wilson, el cabo tercero Benavides Galvis Jhon y los soldados Mora Rojas Haiver, Romero William Fernando, Velandia Rincón Carlos y Perilla Buitrago Esteban, mientras que el soldado Ruiz Cote Jesús fue herido con arma blanca a la altura de la oreja derecha y el civil identificado como Rojas Blanco Sebastian infortunadamente pierde la vida por herida con arma de fuego.

4. El Comando del Batallón ordenó el inicio de las investigaciones a que haya lugar con el propósito de determinar las circunstancias que rodearon los hechos.

El comando del batallón de Policía Militar No.13 expresa sus condolencias a los familiares y amigos del civil Rojas Blanco Sebastian, al tiempo que hace votos por la pronta recuperación del personal que resultó herido en tan lamentable hecho».