Por primera vez en Colombia una entidad educativa avanza en un proyecto de investigación para la caracterización de las cojeras en ganado lechero y determinación de factores de riesgo para la prevención de esta enfermedad en Cundinamarca.


La Universidad de Ciencias Aplicadas y Ambientales, U.D.C.A, a través de su investigador Juan David Córdoba Parra, Médico Veterinario con una Maestría en Ciencias en Salud Animal con énfasis en bovinos en asocio con la empresa Comfort Cows América S.A.S, compañía dedicada al control y prevención de enfermedades pódales en bovinos integrada por Diego Borrero y Beatrice Insignares (Médicos Veterinarios especialistas en podopatologías del bovino), han identificado a través de trabajos de campo en hatos de alta producción lesiones por cojeras infecciosas y no infecciosas.

¿Qué son las cojeras?: Un signo asociado a la alteración en el andar, debido a lesiones o enfermedades referidas al sistema nervioso o locomotor en el animal.

¿Que implica?: Por cojeras en bovinos se entiende: menos peso, menos carne y leche, alteraciones reproductivas, dolor y sufrimiento del animal y más costos para el ganadero.

El común de los problemas que tienen los ganaderos a nivel internacional, con una gran cantidad de reportes en Europa y E.E.U.U. en sus fincas corresponden a dificultades en reproducción, mastitis, y cojeras.

Algunas Generalidades
-Una cojera leve representa una reducción en el consumo de materia seca hasta en un 3%, mientras que una cojera severa se estima hasta en un 16%, lo cual incide en una caída significativa de la producción leche hasta en un 36%.
-En promedio un bovino gana entre 500 a 1200 gramos de peso al día, pero como consecuencia de esta condición puede reducir esta ganancia o incluso perder peso diariamente.
– Cuando el estado de la enfermedad es avanzado, el tratamiento de un animal puede oscilar entre 120 y 180 mil pesos y dura más de 20 días para su recuperación. Si el tratamiento incluye productos farmacológicos que tienen retiro en leche y carne, el ganadero debe desechar estos productos en condiciones determinadas.
– Un animal cojo, que no se trate a tiempo, puede empeorar a tal nivel la lesión, que toque descartarlo del hato y se pierde completamente.
– En algunas ganaderías de Colombia se han encontrado hasta 69% de vacas cojas.

Fuente: Radio Santafé.com