Llegaron a la fila y se hicieron pasar por agentes de la Sijin para hurtar celulares y dinero. Al intentar huir se enfrentaron a tiros con la policía, pero fueron capturados.

Tres delincuentes armados con pistolas llegaron a la fila de un almacén de cadena ubicado en el centro de Bogotá. Les dijeron a las personas que se trataba de una redada porque se había presentado un robo en la zona y necesitaban verificar celulares y dinero; alcanzaron a robar a tres clientes, antes de que uno de ellos se percatara que se trataba de un hurto.

Una de las víctimas aseguró que los tres delincuentes les dijeron “que se había presentado un robo grande y que andaban en busca de celulares y dinero”, por eso algunos clientes creyeron que era verdad y les entregaron sus pertenencias.

Ante el llamado de uno de los clientes, la policía llegó al lugar y fue recibida a tiros por los delincuentes, pero los uniformados respondieron. En la huida, los sujetos chocaron un carro y fueron capturados.

Finalmente, la Policía capturó a los tres sujetos, recuperó los celulares y el dinero robado, al igual que incautó un arma de fuego y el automóvil donde se desplazaban, que a propósito, tenía las placas alteradas.