Luego de una prolongada demora y de inconvenientes entre el municipio y Transmilenio, por fin la empresa de transporte masivo recibió la Estación de Integración de San Mateo que beneficiará a buena parte de los usuarios del sistema.

El gerente de Transmilenio, Sergio París, dijo que ahora la estación va a ser adecuada con equipos de seguridad, torniquetes, cajas de recaudo y redes de tecnología para ponerla en uso a comienzos de diciembre.

No obstante, París dijo que están a la espera de que la alcaldía de Soacha expida un decreto en el que autorice el funcionamiento del Servicio Integrado de Transporte Público (SITP), y así poner en marcha las rutas alimentadoras, teniendo como gestor a Tranmislenio.

“No es solo la operación de los buses, también está el recaudo. Solo hay 51 puntos habilitados de recarga de tarjetas para una población de 1.000.000 de habitantes”, señaló el funcionario.

Así mismo, el Personero municipal, Henry Sosa, aseguró que la alcaldía ha dicho que tiene lista la Estación desde hace cinco meses, pero que Transmilenio no la había querido recibir hasta que no se pusieran en funcionamiento las rutas alimentadoras.

“El sistema decía que no la recibía porque aún no estaban adecuadas algunas cosas, y los perjudicados eran los usuarios, ya que pagan un servicio que no se les presta. A raíz de una acción popular que interpusimos ya la recibieron, pero dicen que requieren de dos meses más para ponerla a funcionar”.

Según Sosa, esa posición ha hecho que el sistema, que empezó en el 2004 con un valor de $48.000 millones (tres fases), en el 2010, en su primera fase, presentara un sobrecosto de casi seis veces su valor ($ 300.000 millones).

Apoyo: El Tiempo