Mayor control en los despachos, respetar el plan de rodamiento, optimizar los terminales y ofrecer un servicio amable al pasajero, son entre otros los compromisos adquiridos ayer en el Foro de Transporte realizado en la I.E. Compartir


Calle-Villas-Santa_rosa-Soacha

Calle-Villas-Santa_rosa-Soacha

El Foro nació de la iniciativa ciudadana y de algunas organizaciones vinculadas a la comuna uno, quienes le transmitieron las inquietudes al concejal Ignacio Roya para que se organizara un ejercicio deliberativo y se discutiera la problemática que afecta diariamente a las comunidades del municipio en materia de transporte.

«Los conductores no respetan a nadie. Yo soy una persona de 60 años y muchas veces aunque los colectivos vayan con puesto no me recogen, la tarifa dentro de Soacha no la respetan y en repetidas ocasiones me han bajado en la mitad del camino obligándome a pagar doble transporte». Así se refirió don Carmelo Sánchez, habitante de Ciudad Latina a las constantes irregularidades por parte de las empresas transportadoras que prestan servicio en el corredor Soacha-Bogotá.

Otras de las denuncias constantes de la comunidad, no solo de la comuna uno sino de todo el municipio de Soacha, son el mal trato por parte de los conductores, el fraccionamiento de las rutas, el no cobro de la tarifa establecida, el incumplimiento al plan de rodamiento y en sí todos los factores que generan la prestación de un pésimo servicio.

Ante el llamado se hicieron presentes las autoridades municipales en cabeza del alcalde Ernesto Martínez, el director de Transporte William Ardila, el secretario de Infraestructura Pastor Borda, el personero municipal Fernando Escobar y representantes de algunas empresas transportadoras, entre otros.

Para el concejal Ignacio Roya, convocante del foro, la denuncia permanente de las comunidades lo motivó a gestionar el desarrollo del ejercicio deliberativo con el fin de buscar compromisos serios por parte de la administración municipal y de las empresas de transporte, en busca de optimizar el servicio y responder las peticiones de los usuarios. «Hay una serie de hechos en materia organizativa y de regulación del sistema en Soacha, especialmente en la comuna uno, en lo que tiene que ver con terminales, hojas de rutas y despachos, compromisos que se tienen que cumplir a partir de la primera semana de diciembre y que el concejo y la misma alcaldía tenemos que hacer cumplir», reiteró el cabildante.

imprudencia-peatones-soacha

imprudencia-peatones-soacha

Por su parte el alcalde Ernesto Martínez se refirió a una serie de compromisos que se deben cumplir dentro del proceso de mejoramiento del transporte en el municipio, teniendo en cuenta que a mediados de 2010 entra a funcionar formalmente Transmilenio. Martínez dijo que a partir del Foro de ayer habrá mayor control en los despachos, cumplimiento estricto en rutas y destinos, implementación de la sistematización en las empresas, mejoramiento de las condiciones en los terminales y la malla vial, y un compromiso responsable de cada uno de los actores (transportadores, Concesión, dirección de Transporte y Administración) para que el servicio se preste en las mejores condiciones y se satisfaga la necesidad de los usuarios.

El mandatario lamentó los profundos vacíos que hay en la prestación del servicio y dijo que se ha identificado una cultura del transportador que viene de 20 ó 30 años atrás; «cada dueño se siente gerente, cada operador se cree con la potestad de definir rutas y condiciones para la prestación del servicio, y aunque hemos hecho esfuerzos por mejorar, definitivamente estamos enfrentados a una cultura muy arraigada de una prestación anárquica y caótica del servicio». Sin embargo recalcó en el compromiso e interés de romper con esa tradición imperante para mejorar las condiciones y prestar un servicio eficiente y responsable.

El burgomaestre también anunció la llegada de dos grandes gremios del transporte al municipio: ADITT y ASOTRANS, y confió que con el ingreso de estas asociaciones se puedan introducir las modificaciones propuestas a la operatividad que incluye la sistematización de los sitios de despacho con un procedimiento mucho más organizado.

Los dos grandes del transporte ayudarán a organizar y manejar la parte de chatarrización y reposición del parque automotor, al igual que llegan con un proyecto de generar otras fuentes de recursos económicos para los transportadores a partir de la organización de terminales, de las industrias complementarias al transporte y de los procesos de salida en condiciones dignas.

Por su parte el director de Transporte William Ardila reiteró el esfuerzo realizado por el municipio para mejorar el servicio en Soacha, pero lamentó que los procesos de capacitación y concientización implementados no hayan surtido el efecto esperado. Sin embargo advirtió que si los transportadores no acatan las normas, las autoridades actuarán de acuerdo a la norma; «desafortunadamente los esfuerzos en capacitación y sensibilización no han sido recepcionados y puestos en práctica por los conductores, pero hay que seguir y hacer más cosas hasta lograrlo. Yo pienso que con la implementación del sistema integrado de transporte las cosas van a mejorar y seguramente esa situación los va a poner a pensar», concluyó el funcionario.