Si bien es cierto fue el pasado viernes cuando se recordó en Colombia el Grito de Independencia, así mismo se debe reconocer que el sentido patrio de los colegios de Soacha se está perdiendo. En tan conmemorable fecha, sólo se hizo presente el Liceo Cristiano Vida Nueva.


pp-167.jpg

Los gritos de independencia fueron pronunciados por estudiantes del mencionado establecimiento educativo, quienes con sentido patrio, identidad y pertenencia, caminaron por algunas vías de la ciudad para llegar al acto organizado en el parque principal.

La delegación del Liceo Cristiano Vida Nueva se encontró en el parque con el Alcalde Juan Carlos Nemocon, el secretario de Gobierno Óscar Rodríguez, miembros de la Policía, el concejal Andrés Jaramillo y el pastor Fernando Barón, representante da la Iglesia Cruzada Cristiana.

El alcalde municipal insistió en la solidaridad, el compromiso, la obediencia y la honestidad que debe prevalecer entre la juventud de hoy: envió un mensaje a los estudiantes para que sigan avanzando y aportando al compromiso formativo y espiritual de la educación en el municipio de Soacha.

Entre tanto, el reconocido pastor Fernando Barón, anuncio independencia a Soacha, recordando palabras sagradas alusivas a la libertad: “Decreto conforme a la gracia que te ha sido dada de parte de Dios, que tu edificarás ciudades fortificadas, con muros de hierro, puertas y barras de acero, por cuanto Dios traerá paz en tu corazón, ya que la tierra es tuya porque lo has buscado de todo tu corazón, haciendo lo que a él le agrada, y no habrá guerra por mucho tiempo en medio de tus territorios, el Señor sujetará con grillos y cerrará a todos tus enemigos…”.

En señal de apoyo a las palabras pronunciadas, los estudiantes del Liceo Cristiano alzaron banderas blancas como símbolo de libertad y creencia en Dios.

Finalmente, el pastor transmitió palabras de fortaleza y fe:

“Decreto que hoy toda tu familia entra en el tiempo de refrigerio y bonanza de Dios, para que tu recibas paz, nuevas fuerzas, te abastezca de toda clase de bendición y tus graneros reposen de alegría, tus desiertos florezcan y las vides den sus frutos…”

El acto concluyó sin desfiles militares ni demostraciones bélicas, pero sí con un gran sentido patrio por parte de los estudiantes y un mensaje cristiano como símbolo de libertad.