La Constructora FG S.A., contratista del IDU, que reconstruye la malla vial de la calle 147 entre carrera 7 y autopista Norte, rompió varios tubos del agua y los está remendando literalmente sin avisarle al acueducto.  

Las obras que se realizan a la medianoche y hasta la madrugada se han detenido en las carreras 13 y 14 por más de 15 días debido a las constantes rupturas de tubos que rompen con las máquinas retroexcavadoras; luego colocan cualquier tubo hechizo y lo remiendan, produciendo graves daños por filtraciones de agua y fugas.

Los mismos trabajadores informaron a la comunidad que el peso de las máquinas y el desconocimiento de la ubicación exacta de la tubería ha generado los destrozos. 

Como parte de la solución improvisada y sin tener en cuenta a la EAAB, destruyeron uno de los sumideros de aguas lluvias y aguas residuales para tratar de resolver a su acomodo la situación.

Las versiones se contradicen con los ingenieros que aseguran que el acueducto sí vino a reparar los tubos, pero son obreros de la misma constructora FG S.A. los que están reparando los tubos de manera irresponsable y hechiza, como lo ha comprobado la ciudadanía del vecindario.

Uno de los trabajadores reconoció que van a reparar un tubo eliminando un registro sin avisarle al acueducto ni a ninguna otra entidad del distrito, ni siquiera a los interventores del Instituto de Desarrollo Urbano, IDU.

Los daños generaron que el pasado martes 24 de agosto buena parte de Cedritos se quedara sin el suministro de agua, aunque no es el primer daño que generan, ya llevan más de tres tubos y mangueras rotas a lo largo de la vía que están pavimentando.

La comunidad pidió claridad para que en un futuro no se presenten filtraciones ni empozamientos, y después de pavimentada la vía se tenga que romper.

Por Alejandra Buitrago