Gran sorpresa causó a la comunidad que transitaba por el centro de Bogotá, ver al alcalde local de La Candelaria, Edilberto Guerrero Ramos, y a varios de sus funcionarios, plantando 400 árboles de manera simbólica en la Plazoleta del Rosario, como parte de una campaña de sensibilización
ambiental y de recuperación del espacio público.


«Se trata de una jornada que pretende concientizar al ciudadano que habita, transita o visita la localidad de La Candelaria, acerca de la necesidad de ayudar a cuidar el medio ambiente, y de respetar el espacio público de los demás. Hoy quisimos traer unos árboles para llamar la atención de la gente, para que cada persona recuerde que las fuentes de agua que hay sobre el eje ambiental pertenecen a un río, específicamente al Río San Francisco, y que no se trata de un basurero al que pueden arrojar desperdicios o cualquier clase de basura», explicó el Guerrero Ramos.

«Queremos ver el contraste de lo que son las ventas ambulantes ocupando todo el espacio público en este sector, y lo que sería este espacio público para los bogotanos y las bogotanas, si ya estuviese recuperado», concluyó el alcalde local de La Candelaria.

Al evento que contó con la colaboración del Jardín Botánico, se unió la
Policía Nacional, que habitualmente hace el despeje de la vía pública,
representantes de la Secretaría de Gobierno del Distrito y del Departamento Administrativo de la Defensoría del Espacio Público.