Gonzalo Ortiz es un hombre de 54 años, que desde hace casi dos meses viene realizando un recorrido por todo el país, con el objetivo de crear conciencia entre los colombianos sobre la necesidad de lograr la paz en el país.


En su silla de ruedas, Gonzalo ha llevado el mensaje de la paz a varios rincones del país, para decirle a los colombianos que la esperanza está viva y que lograr la paz es posible. En entrevista con Periodismo Público.com, Gonzalo habló acerca de su travesía y la motivación que lo ha llevado a emprender esta aventura:

Periodismo Público.com: ¿Qué lo ha motivado a usted a realizar esta travesía?

Gonzalo Ortiz: Mi sueño, como el de todos los colombianos, es ver a mi país en paz. Yo estoy luchando por lo mismo y por eso le ruego a Dios que por fin podamos ver realizado ese anhelo para nuestro país. Estoy realizando una travesía muy grande sin precedentes en la historia de Colombia, ningún caminante, mucho menos en una silla de ruedas ha hecho esto. Yo apoyo al Gobierno nacional y a todas las instituciones del Estado que tienen que ver con este proceso de paz. Pido a los colombianos que rodeen al gobierno y decirle a los grupos alzados en armas que el diálogo es el camino que tenemos que tomar, porque las armas sólo han dejado destrucción y muerte para este país; Colombia clama por un futuro mejor y la paz es un compromiso de todos.

PP.com: ¿Qué lugares ha recorrido hasta el momento y qué impresiones ha recogido de la gente?

G.O: Yo salí el día 22 de agosto de Bogotá y he pasado por lugares como Villeta, Honda, Puerto Boyacá, Barranquilla, Sincelejo, Montería, el Urabá antioqueño, Medellín, Pereira, Cali, Quindío Ibagué y el municipio de Soacha. Son unos 3100 kilómetros de carretera, llevo 43 días contando lo que falta para llegar nuevamente a Bogotá. Las personas admiran mucho esto, tengo 54 años de edad y estoy dando un ejemplo a la humanidad, le he servido a mi país porque esta no es la primer travesía, de hecho ya he realizado dos más y sigo sirviéndole a mi país, por eso deseo que la gente mire esto como ejemplo, muchos querrán seguir mis caminos. Me inspiro en Dios santísimo y en el canadiense Terry Fox.

PP.com: Si en este momento pudiera hablar con el Presidente Santos, con alias Timochenko, o con algún otro actor del conflicto, ¿qué les diría?

G.O: Que les deseo la mejor de las suertes, yo veo una luz de esperanza muy grande para conseguir la paz de este país. Sé que el señor Presidente de Venezuela Hugo Chávez es una garantía muy grande, si nos quiere apoyar de corazón para obtener la paz en este país, él es una persona muy idónea para hacerlo, aunque también necesitamos más intermediarios, buscando que por fin tengamos el anhelado sueño de conseguir la paz en Colombia.

PP.com: ¿Aún se puede conservar la esperanza de que a Colombia llegue la paz?

G.O: Mucha gente dice que en Colombia no hay paz, pero yo les digo que cómo no va a poder haber paz, si hay muchos países que han sufrido la violencia durante muchos años y finalmente logran vivir en paz.
¿Por qué nosotros no vamos a poder conseguir la paz, sabiendo que los grupos alzados en armas también son humanos y van a entender que son importantes en la plaza pública y el país? Yo estaría dispuesto a darles mi voto a los miembros de las FARC en el momento en que ellos decidan estar en la plaza pública, pero mientras que estén en el monte no puedo apoyar a nadie.

PP.com: ¿Qué les quiere decir a todos los colombianos para que sigan conservando la esperanza y crean que la paz es posible?

G.O: Que en Colombia sí puede haber paz, yo soy un creyente de ello. Pongámonos la mano en el corazón, hablemos a una sola voz y en un solo idioma que es la paz. No desfallezcamos en este proyecto y en este intento, hay una luz de esperanza muy grande para conseguir la paz en nuestro país.

PP.com: ¿Después de que llegue a Bogotá cuál será el paso a seguir?

G.O: Empezar a organizar una nueva travesía en Europa, esta vez más grande y más exigente. La idea es hacer una campaña para recolectar fondos y construir una fundación, para que sea la mejor del país. Les pido a todos que no dejen de apoyarme, yo tengo un sueño grande para donar un porcentaje grande de lo que gane en Europa para ayudar a un país, sea Somalia o Etiopía. No tendré mucha salud pero tengo corazón grande por mi país y por el mundo.

PP.com: ¿Quiénes lo han apoyado en su iniciativa?

G.O: He realizado esta travesía sin patrocinio de nadie, pero gracias a Dios he contado con el apoyo de muchas personas y no me ha faltado nada en carretera. El más grande apoyo es de la Policía de tránsito y transporte a nivel nacional, así como también de las personas de buen corazón que se han vinculado a esta causa.