El grupo de prevención y educación ciudadana del distrito especial de Policía Soacha, con el apoyo de diferentes especialidades y unidades del grupo de prevención de la Dirección de Antinarcóticos, realizó en el sector del barrio Zapán, un plan desarme denominado «es mejor amarse que armarse».


Durante la actividad se contó con gran acogida de los habitantes del sector los cuales participaron de actividades artísticas y recreativas, además realizaron la entrega de 3 armas de fuego y 40 armas blancas como aporte al trabajo adelantado por la Policía Nacional en la búsqueda de garantizar la convivencia y seguridad ciudadana de los habitantes del municipio de Soacha.

La jornada logró sensibilizar e integrar a niños, jóvenes y adultos de la comunidad. Guillermo, uno de los jóvenes que dejó su arma, expresó: “Entrego las armas para que el barrio sea mejor, uno tiene que empezar con cambios personales, yo dejo mi arma para tener un mejor lugar. El llamado es para que más personas entreguen las armas porque esto puede tener consecuencias negativas para uno, por ejemplo, la cárcel”.

Maiky Ramírez, uno de los artistas que acompañó el evento, resaltó como positiva la actividad, pues considera que es un buen acercamiento de la policía a la comunidad. “Siempre que un joven tenga algo que hacer en cuanto le guste, será un problema menos para la sociedad. Yo también algún día tuve un arma y dije que ‘ya no más’ porque descubrí un talento que tengo que me da más adrenalina que tener un arma y estar en la calle buscándome problemas”.

La comunidad también manifestó su aprobación frente a este tipo de jornadas, tal es el caso de Neyla Chacón, quien pertenece a la JAC de Quintas de San Luis y hace parte del Consejo de Convivencia: “Me parece muy importante la actividad porque es un buen ejemplo para la comunidad, nuestros hijos y la gente de los alrededores. Ojalá la Policía siga desarrollando estas actividades, pues las personas deberían entregar sus armas porque con ellas hacen daño a los jóvenes y a la comunidad. Así podemos vivir en paz y la paz empieza por casa”.

Durante el evento llamó la atención la presencia de un bus interactivo de la Policía, elemento que prestará su servicio en el municipio durante el mes de junio. El vehículo tiene 22 computadores que son usados para llevar mensajes de prevención de consumo de alucinógenos.

El Intentende Jhon Díaz, de la Dirección Nacional Antinarcóticos, lidera esta estrategia pedagógica que recorre ciudades y municipios de Colombia. El uniformado manifestó: “Realizamos acompañamiento desde la prevención frente al consumo para crear entornos seguros y espacios libres, las campañas están dirigidas principalmente a niños y jóvenes; sensibilizándolos, informándolos y tratando de que a partir de lo que conocen en nuestro bus tomen decisiones correctas en sus vidas”.

Por último, el Subintendente William Ibáñez, jefe del área de prevención y educación de la Policía de Soacha, expresó:

“Con esta campaña denominada ‘Es mejor amarse que amarse’ buscamos sensibilizar a la comunidad del sector. Básicamente estamos invitando a jóvenes y comunidad para que de manera voluntaria entreguen sus armas blancas y de fuego; de esta manera se genera conciencia de tranquilidad y seguridad. La presencia de armas en la comunidad tiene como consecuencia el aumento de diferentes delitos y precisamente la policía Nacional a través de estas campañas busca reducir y evitar esos delitos que pueden llevar incluso a la muerte de las personas”, concluyó Ibáñez.