Visiblemente molestos, varios padres de familia aseguraron que los cupos escolares en Soacha son para los venezolanos. Aún hay muchas personas buscando dónde matricular a sus hijos.

Si bien los padres de familia de Soacha son consientes que los niños venezolanos deben estudiar, cuestionan a la Secretaría de Educación y a la Alcaldía de Soacha porque en muchos casos los cupos escolares son para los venezolanos.

“Yo vivo en Ciudad Verde y miren los colegios, llenos de niños venezolanos, en cambio a nosotros los colombianos nos mandan para otro lado. Yo por lo menos tengo tres niños y me los mandaron para Cazuca, eso es injusto”, dijo una madre de familia cabeza de hogar.

Puede recordar: Reviven protestas contra el alza del impuesto predial en Soacha

Son varias la denuncias frente al tema porque cuando transcurre más de la mitad del mes de febrero, aún hay cientos de niños colombianos esperando un cupo, ya sea en un colegio oficial o en un privado por convenio.

“El alcalde siempre dice que en Soacha no se quedará ni un niño sin estudiar, pero lo que no ha dicho es que le están dando prioridad a los niños venezolanos, algo que me parece injusto porque primero deberíamos ser los colombianos. Somos los que pagamos impuestos y consumimos en el municipio”, agregó un padre de familia de la comuna uno.

El lío de los cupos escolares en Soacha continúa porque el mismo alcalde Juan Carlos Saldarriaga dijo que ahora los padres se deben dirigir directamente a los colegios, pero muchos van y los vigilantes les dicen que no hay cupo.

“Yo he ido a varios colegios y me dicen que no hay cupo, que vaya a otro lado, entonces, ¿cómo hago para matriculas a mis dos hijos?”, preguntó Rosa Emilia Cardona, madre de familia residente en la comuna dos.

Lo cierto es que una cosa es lo que el alcalde Juan Carlos Saldarriaga y la secretaria de educación Gloria Álvarez dicen ante los medios de comunicación y la opinión pública, y otra muy distinta la realidad que viven cientos de padres de familia, quienes ven con incertidumbre la educación de sus hijos.