En menos de 90 días un desolado lote que servía de parqueadero y sitio de concentración de la delincuencia pasó a ser uno de los mejores parques recreodeportivos de la comuna tres. Canchas de micro, baloncesto y juegos infantiles hacen parte del nuevo mobiliario.


2-63.jpgEn medio de un día soleado, ayer domingo se entregó esta importante obra que superó los $300 millones de inversión. “Esto es producto de un esfuerzo grande, un trabajo inmenso con la comunidad, con las JAC del sector, fueron días completos gestionando para que los propietarios del terreno finalmente aceptaran que el municipio construyera el parque. Es un beneficio para más de cinco mil familias de esta comuna, ahora viene la tarea de cuidarlo y protegerlo”, manifestó Johny Rodríguez, presidente de la Junta de Acción Comunal de Olivos tercer sector.

Según el Instituto Municipal para la Recreación y el Deporte de Soacha, la dotación del nuevo parque comprende juegos infantiles, cancha de microfútbol, cancha de Baloncesto, mallas contra impacto, alameda, instalación de bancas, canecas, graderías metálicas, construcción de 8 contenedores con sus respectivos arboles, adecuación de 1.200 m2 en zona dura, adecuación de zonas verdes e instalación de 28 árboles.

acueducto-2.jpg“Es una historia bonita porque corresponde a una inversión de 350 millones de pesos que no estaban pensados inicialmente, pero al ver el entusiasmo de la comunidad, el compromiso de sus líderes comunales y la necesidad del sector en términos de escenarios deportivos, se convirtió en una obra modelo tanto por sus condiciones, características, impacto social y tiempo record en que se pudo construir. Nos sentimos altamente satisfechos y al mismo tiempo se convierte en un verdadero piloto que queremos trasladar a muchos sectores del municipio; obviamente los recursos son pequeños pero finalmente tenemos que multiplicarlos con el concurso de la inversión privada, pero esto va tener unos efectos muy grandes en el sector en términos de convivencia, seguridad, amor propio, sentido de pertenencia, de encuentro ciudadano permanente, de fe en sus dirigentes, en fin… es un efecto demoledor”, dijo el alcalde municipal Ernesto Martínez.

Los habitantes de Olivos III y barrios aledaños vieron con satisfacción la realización de la obra, aunque muchos reclaman un CAI móvil para que la delincuencia no se adueñe de lo que se construyó para el beneficio de la comunidad. Enrique Sánchez, quien reside hace 20 años en la zona, expresó que es la primera vez que el municipio invierte en una obra de estas características; entre tanto Andrés Garzón, residente desde 1995, argumentó que “los espacios para el sano esparcimiento siempre serán bienvenidos porque algunos muchachos cogen los lotes abandonados para el consumo de vicio y el deporte es un incentivo muy bueno para evitar eso”. Sin embargo indicó que constantemente son víctimas de la delincuencia, de los atracos, de la droga, “incluso los niños no pueden salir a comprar lo del desayuno porque hasta mil pesos se los roban; entonces pedimos que lo del Cai Móvil sea cierto para que la policía se ponga las pilas y destierre a los delincuentes”, manifestó.

Precisamente una de las cosas que preocupa a la comunidad es el cuidado y mantenimiento del parque, que no caiga en manos del vandalismo. Para mantenerlo activo y al servicio de la comunidad, el alcalde propuso que el Instituto diseñe un plan muy especial con la Junta de Acción Comunal y el comité de deportes para que las actividades sean permanentes y de forma organizada, de tal manera que se le quite todo espacio a la delincuencia. Sin embargo invitó a los residentes a unirse en torno al cuidado de la obra y así evitar que la elevada inversión se vea reducida por el actuar de los vándalos.