Ante la pérdida de bancada y el cierre total de la vía Apulo-Tocaima, la Gobernación de Cundinamarca y el ICCU trabajan de manera conjunta para habilitar el paso vehicular.

Frente a la pérdida de banca generada en el km 38 de la vía que comunica a los municipios de Apulo y Tocaima, el gobernador Nicolás García informó que desde ayer la administración departamental, a través del Instituto de Infraestructura y Concesiones de Cundinamarca (ICCU), y la Concesionaria del Desarrollo Vial de la Sabana (Devisab), han hecho presencia en el sector para solucionar lo más pronto posible esta emergencia.

“Hoy comenzó la intervención sobre unos predios que ya tienen el permiso para la misma y esperamos, entre hoy y mañana, con los trabajos que inician, poder habilitar el paso transitorio de vehículos particulares; los demás están haciendo el desvío por el municipio de El Colegio para regresar de nuevo a la vía concesionada”, expresó el primer mandatario departamental.