Un grupo de niños de Soacha se graduó del programa de taekwondo realizado por el Grupo de Prevención y Educación ciudadana de la Policía de Soacha. Durante la ceremonia se presenció la demostración de talentos por parte de los menores y se contó con el acompañamiento del comandante(e) de la institución en el municipio, quien entregó los diplomas a los infantes.


Durante más de un año la escuela de taekwondo de la policía ha trabajado a favor de la integración de niños con el fin de guiarlos en el buen aprovechamiento de su tiempo libre para inculcarles enseñanzas no solo en el ámbito deportivo, sino también en su comportamiento personal, ofreciendo una formación basada en los valores y principios aprendidos dentro de la disciplina del arte marcial.

Julián Fonseca, patrullero que se desempeña como instructor de la escuela de taekwondo, habló del proceso llevado a cabo con los niños:

“Este ha sido un trabajo extenso, actualmente contamos con un año y medio de funcionamiento, desde entonces, gracias a los resultados deportivos a nivel personal y de rendimiento de los pequeños deportistas, se fue acreditando la escuela y creció como programa de la policía obteniendo el apoyo del club de taekwondo Bushido, afiliado a la Liga de Bogotá. Con ellos se hizo una alianza mediante la cual hoy estamos certificando el ascenso de estos jóvenes, con el fin de otorgarles una trayectoria deportiva con soportes formalizados”, explicó el instructor.

Antes de la graduación los niños tuvieron que asistir a un examen en el cual se evaluaron sus conocimientos y habilidades acordes al nivel que estaban cursando, posteriormente se realizó la ceremonia de ascenso en la que demostraron sus capacidades y recibieron la debida certificación, entregada por parte del teniente coronel y comandante a cargo de la policía de Soacha, Gustavo Berdugo, y el nuevo cinturón fue impuesto por parte del patrullero instructor, Julián Fonseca.

“Para la policía nacional y el departamento de policía de Cundinamarca, en nombre de nuestro comandante Flavio Mesa y del comandante de distrito Carlos Rojas, esta graduación representa para nosotros gran satisfacción, mucho honor y alegría. Pues es grato poder realizar estas actividades con los niños, ya que ellos son la semilla y el futuro del país. De igual forma es muy importante para la Policía Nacional acompañarlos en estos procesos, por ese motivo hacemos los esfuerzos para que a través del grupo de prevención y educación ciudadana formalicemos estas escuelas”, manifestó el coronel Berdugo.

Cabe resaltar el constante apoyo, perseverancia y trabajo de los padres detrás de este proceso, pues según el instructor y los representantes de la Policía, la constancia y colaboración de las familias es un componente fundamental en la formación de los niños, la cual es prioritaria durante el desarrollo y adquisición de conocimientos en la primera infancia.

Precisamente para la Policía Nacional resulta importante la intervención de los padres durante los procesos gestionados por la entidad.

“Si no hay apoyo de sus padres es imposible que logremos estos resultados, precisamente hoy también pudimos notar el compromiso de papás y mamás que de forma comprometida siempre han acompañado este proceso con la Policía Nacional, y gracias a ellos hemos podido evidenciar tan excelente resultados con los infantes”, expresó el sub intendente a cargo del programa de prevención y educación de la policía, William Ibáñez.

Para terminar, Julián Fonseca habló de las metas y objetivos planeados por la escuela para el segundo semestre del año: “Esperamos que este sea un proyecto de tiempo indefinido, nuestra meta es poder seguir integrando a mas jóvenes, rescatarlos y darles un motivo para formarse como personas de bien y productivas, a nivel deportivo estamos enfocados en varios campeonatos, entre ellos , la Copa Internacional ciudad Bogotá”, concluyó el instructor.