Se trata de Amed Rodolfo Bayona Moncada, quien confesó haber  asesinado a su hija de 6 años y su hijo de 5.

Amed Rodolfo fue capturado por la Policía de Cundinamarca y posteriormente aceptó haber asesinado a sus dos hijos.

Nadie se explica qué le pasó a Amed, si en redes publicaba fotos con sus dos pequeños y en sus escritos hacía alusión al amor que sentía por ellos, aunque se conoció que habría tomado la trágica decisión porque recientemente terminó su relación sentimental con la madre de los menores.

Sin embargo, también se supo que sus condiciones económicas no eran las mejores. Las autoridades dijeron que recientemente había llegado a Zipaquirá proveniente del departamento del Meta y se asentó con su familia en una vivienda de la vereda San Jorge de este municipio.

En las pesquisas que hizo la Policía, encontró en el lugar del asesinato varias cartas que Amed había escrito explicando su situación emocional y financiera, y que por eso había decidido quitarle la vida a sus pequeños.

“Al momento de materializar la captura en flagrancia, el hombre aceptó haber acabado con la vida de sus hijos menores de edad. Este hombre contaba con investigación judicial por el delito de actos sexuales con menor de 14 años», informó  la Policía Cundinamarca.

Finalmente,  la Policía confirmó que la muerte  de los niños se produjo por asfixia mecánica.