A finales de este mes de agosto estaría listo el cierre fiscal del corredor industrial de La Sabana, un proyecto vial que contempla la construcción de 52 kilómetros de vía, con algunos tramos de doble calzada.


En palabras del gobernador de Cundinamarca, Jorge Emilio Rey, el proyecto busca descongestionar la movilidad de la ciudad y de los municipios aledaños a Bogotá y dijo que a finales de agosto estaría listo el cierre fiscal.

El proyecto iría desde el municipio de Soacha, pasando por Mosquera, Madrid, Funza, Tenjo, Tabio y Cajicá.

“La vía no pasará por terrenos desconocidos, sino por el tramo que ya existe. Y definitivamente no hay quebradas, nacimientos de agua, que hasta la fecha se hayan descubierto para prohibir la construcción del proyecto”, reiteró el mandatario.

Rey enfatizó que el corredor industrial de La Sabana traerá desarrollo económico e industrial a la región, especialmente a los municipios de Tabio y Tenjo. “Se tienen que ofrecer garantías de mejor movilidad y así se impulsaría el turismo y el paso de más vehículos particulares por los tramos cercanos a los municipios”.

El mandatario aseguró que una vez se tenga el cierre financiero, la gobernación de Cundinamarca socializará el proyecto de infraestructura con los habitantes de la región, quienes manifiestan que la construcción de esta vía dañará, de manera irreparable, ecosistemas ambientales.

“Cuando entremos en el proceso de socialización esperamos hablar con los líderes sociales, comunitarios y las ONG ambientales para clarificarles el proyecto”, anunció el gobernador de Cundinamarca.

De acuerdo con el Instituto de Infraestructura y Concesiones de Cundinamarca, la obra costaría $3.2 billones. El grupo Odinsa será el encargado de la estructuración financiera del proyecto.

Apoyo: Caracol radio.