El padre del joven estudiante de Soacha culpa al colegio por autorizar la salida media hora antes y no avisar. Rumbo a su casa, dos delincuentes lo apuñalaron y el menor tuvo que ser operado de inmediato.

El repudiable caso ocurrió el pasado martes 26 de abril, en la calle 11 entre carreras 7 y 8 este, cuando el estudiante de 15 años se desplazaba junto a su hermanita de 13, hacia su vivienda del barrio El Paraíso, a eso de las 1:45 p.m.

Lo que argumenta el padre del menor herido es que el colegio Eduardo Santos tiene estipulado que la salida de los estudiantes es a las 2:00 p.m., y ese día autorizó salir a la 1:30 p.m., pero no avisó ni en los grupos de WhatsApp ni mediante una circular.

 “Como salieron antes, decidieron irse para la casa, y cuando faltaban dos cuadras para llegar, dos jóvenes los abordaron por la espalda para robarles el celular, él se intentó soltar y en ese momento le pegaron la puñalada en el pecho. Mis dos hijos corrieron y al llegar golpean duro, yo me estaba alistando para salir; abro la puerta y me dice: papi me pegaron un puño, me iban a robar, yo lo miré y luego me dice, me apuñalearon y empezó a botar sangre”, relató el padre de familia.

La angustia comenzó y lo que hizo el progenitor fue subir a su hijo de 15 años al carro y llevarlo al hospital Mario Gaitán Yanguas, donde por fortuna fue atendido e intervenido quirúrgicamente de inmediato, pero por el camino se encontró con un caso no tan agradable.

“Del afán y del desespero yo me subí en contravía por la glorieta de Texaco hacia el parque, por la ciclorruta, con tan mala fortuna que había un miembro AVE, quien a pesar de explicarle que llevaba a mi hijo herido, me agredió verbalmente”.

Hoy, el estudiante de Soacha herido está estable, aunque en estado crítico por la gravedad de la lesión recibida en el pecho, pero para el padre de familia queda un sinsabor con el colegio Eduardo Santos.

“Me parece una falta de respeto e irresponsabilidad del colegio no comunicar, ni mediante WhatsApp ni con una circular la salida de los estudiantes más temprano.  No es la primera vez que hacen eso y no avisan previamente a los padres de familia”, puntualizó.

Finalmente, el padre de familia dijo que va a denunciar al colegio por no avisar la modificación del horario de salida y llamó la atención de la Policía porque se supone que debe prestar servicio de vigilancia a la hora de entrada y salida de estudiantes.