Un nuevo llamado a evacuar de forma pronta la zona de Loma Linda y La Capilla y proceder a demoler las estructuras que allí queden para evitar que se vuelvan a habitar, hicieron el gobernador de Cundinamarca, Andrés González Díaz y el ministro de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, Diego Ernesto Molano Vega.


Durante la visita adelantada hoy a esta zona de emergencia, los Altos Funcionarios reiteraron la inminente necesidad de evacuar la zona debido al riesgo que representa el deslizamiento progresivo que allí se presenta y reiteraron las medidas que se han implementado para atender a esta población. “Se ha dispuesto un plan de atención para los afectados. En primera instancia recibirán la ayuda humanitaria apropiada, alimentación, vestido, frazadas. De otra parte, se cuenta con los subsidios de arriendo que se otorgan por dos meses para arrendatarios y 6 para propietarios, hay medidas excepcionales para familias numerosas. Estamos trabajando con el Gobierno Nacional, contamos con un gran compañero de ruta como es el Ministro de las Tic, nosotros solos no podemos, todos tenemos que unir esfuerzos, sector público, privado y ciudadanos para brindar una salida digna”, manifestó al respecto el Gobernador Andrés González.

Así mismo señaló que se organizará un banco de materiales para el proceso de demolición. “Vamos a disponer un banco para comprarle materiales a la gente para que ellos procedan a la demolición, esto tiene que volverse un parque, acá no puede volver a habitarse porque esta montaña se va a caer. La única solución es sacar a la gente de sitios inseguros a sitios seguros, y con este plan de choque vamos a acelerar medidas para la evacuación, la posterior demolición, y para que vayan teniendo un subsidio de arriendo, albergue y finalmente su casa”, afirmó.

En este mismo sentido se pronunció el Ministro Diego Molano quien llamó la atención de la comunidad para que atiendan las órdenes de evacuación y protejan sus vidas. “Estas personas están en un gran riesgo como es el de perder la vida, tenemos que demoler para asegurarnos que no vuelvan a estas zonas a ocupar, hay que moverlos para otro sitio y facilitar ese desplazamiento, y en esta materia vamos a trabajar para que las familias numerosas no se rompan”, puntualizó.

Previa a su visita a Soacha, los Altos funcionarios sobrevolaron la zona de Mosquera para evaluar la situación, frente a lo cual señalaron que se está trabajando de forma armónica para identificar la mejor forma de atender el tema ambiental debido a la contaminación generada tanto en la tierra como en el aire.

Al respecto el Gobernador señaló que ya se contrató una firma especializada para disponer los restos de animales, y se estima que en un promedio de 3 meses se termine el desagüe de las aguas estancadas. “La meta es que en 2 o 3 meses esté descubierta la sabana, tenemos más de 10 bombas de alto poder desaguando, y estamos definiendo el tratamiento químico del agua y el aire con el Ministerio de Medio Ambiente, la CAR y el Ministerio de Agricultura, para poder así mismo recuperar esas tierras.”, afirmó.