Preocupada se encuentra la comunidad de La Despensa debido a las emergencias que se han presentado en los últimos días con las redes de energía eléctrica del barrio, teniendo en cuenta que varios cables de alta tensión han colapsado, generando con ello un riesgo evidente por la posibilidad de que se presente una tragedia en el sector.


Aunque desde hace aproximadamente un año se han presentado varios casos de bajas en el fluido eléctrico, cortes intempestivos de energía y daños en los electrodomésticos de las viviendas, los vecinos manifiestan que Codensa ha hecho caso omiso a estas situaciones, pues siempre que se les ha requerido han tardado en responder al llamado de los vecinos. Adicionalmente, hasta ahora no se ha examinado la causa real de la problemática que existe con las redes de electricidad.

Uno de esos casos sucedió entre jueves y viernes de la presente semana, con un estruendo en el que varios cables cayeron de los postes y las torres de energía que rodean el barrio, sobre algunas de las viviendas y calles del sector. La situación despertó la preocupación de los vecinos, por cuanto los mencionados cables expiraban olor a quemado y aún tenían carga eléctrica. Aunque después de lo sucedido no hubo personas lesionadas, varias viviendas quedaron afectadas por el impacto del estruendo:

“A pesar de que la emergencia se presentó el pasado jueves, Codensa sólo vino hasta hoy (viernes) a mirar lo sucedido. Algunos vecinos se vieron afectados con la caída de esos cables de alta tensión, pero el problema es que así como está eso, se puede provocar un accidente, pues esos cables en el suelo son un peligro. El problema ya lleva bastante tiempo, sin embargo nunca ha sido atendido debidamente, y por ende no se ha solucionado”, explicó José Ariza, habitante de La Despensa.

“Yo estaba dentro de mi negocio cuando escuché una explosión dura, me pregunté qué había pasado, y cuando salí me di cuenta que había unos cables caídos que estaban completamente quemados. Aunque es la primera vez que esto pasa, tengo entendido que antes ya se habían presentado molestias con la energía, bajonazos de luz, y otras problemáticas similares. Hasta ahora el tema no se ha mirado cómo debe ser”, agregó Daniel Gómez, residente de La Despensa.

Una de las explicaciones que la comunidad da para lo sucedido, son los trabajos que se realizan a la altura del Centro Comercial Mercurio para trasladar las redes eléctricas, con ocasión de la construcción de la Estación de transferencia San Mateo de Transmilenio, pues aseguran que al afectar las torres de energía, se generan repercusiones en las conexiones que están más adelante, debido a que los cables están conectados entre sí por los postes y las torres de energía:

“Siempre que llamamos al personal de Codensa, este se demora mucho en venir, y mientras tanto uno debe lidiar con el riesgo que se genera por culpa de estas fallas en la electricidad. Los problemas vienen desde hace aproximadamente un año, y creemos que la causa del problema son los trabajos que se están realizando cerca a Carrefour, pues como allá están moviendo las redes de electricidad, y estas están interconectadas por las torres de energía, eso nos está causando repercusiones. Lo más grave es que Codensa no da explicaciones de nada, y sólo se limita a decir que se debe esperar a que se terminen los trabajos que se están haciendo”, expresó Carmen Rosa Urrego, vecina de La Despensa.

“Nosotros hemos manifestado esa inquietud a Codensa, pero ellos sólo nos dijeron que se trataba de un daño interno de las viviendas y nada más. Unos operarios indicaron que no se atrevían a hacer nada, argumentando razones de seguridad, pero lo preocupante es que el barrio se está viendo afectado por esos inconvenientes, que se perfectamente se hubiesen podido solucionar desde un principio, así en este momento no estaríamos con estos problemas”, concluyó Mónica Castro, habitante de la Despensa.

Vale la pena mencionar que en la tarde del viernes un equipo de Codensa visitó La Despensa, a fin de mirar el daño provocado por el estruendo del pasado jueves, y lo sucedido en la mañana siguiente, donde también hubo una interrupción en el servicio de energía. No obstante, hasta el momento no se ha establecido la causa real del problema.