El reducido espacio del puente ubicado en la carrera sexta sobre el río Soacha, ha causado varios accidentes entre peatones y conductores, por eso la Junta de Acción Comunal del barrio La Unión le manifestó el inconveniente a la anterior administración y le propuso la construcción de un paso peatonal a los costados, pero la situación continua siendo la misma.


El puente ubicado sobre la Carrera 6 representa la entrada principal al barrio la Unión y un importante punto de acceso al parque principal de Soacha, pero a pesar de la afluencia de peatones y vehículos que lo transitan, las dimensiones del mismo no son suficientes para garantizar la seguridad de quienes lo usan, ya que no cuenta con espacio peatonal para garantizar el paso seguro de las personas.

“Ya hemos presenciado todo tipo de accidentes, en una ocasión una muchacha que estaba cruzando con el coche de su bebe sufrió un incidente con una vehículo de transporte urbano. En otra ocasión, un camión por esquivar a una persona que estaba cruzando salió despedido por el costado del puente y arrasando con la baranda de protección terminó en el río”, relató María Flórez, comerciante del sector.

Los cuatro metros de ancho que mide el puente no son suficientes para garantizar la integridad de las personas; para los transeúntes se ha vuelto una práctica común cruzarlo “pegados de las barandas” para hacerlo de forma segura, puesto que la afluencia de vehículos que transitan por el mismo es tanto que en ocasiones se forman embotellamientos provocados por la falta de espacio.

Ante la problemática que aqueja a la entrada principal del barrio, los líderes siempre han tratado de gestionar ante la administración municipal la construcción de un pequeño puente paralelo que garantice un paso peatonal en función de agilizar la movilidad en el sector y cuidar la seguridad e integridad de los niños, jóvenes y residentes que tienen el puente como paso obligado para dirigirse a otros sitios de la comuna, entre ellos algunos colegios de la zona.

“Es un proyecto bastante sencillo para el que solo estamos pidiendo autorización y un poco de ayuda, lo único que solicitamos es un paso de un metro de ancho por no más de quince metros de largo, que quede dividido de todas formas por las barandas ya existentes, para asegurarnos que el paso de la gente sea totalmente ajeno a la vía. Un proyecto como este no requiere de una gran inversión, ya que no estamos hablando de la reconstrucción de todo el puente, solo de la edificación de un pequeño paso para las personas”, especificó Alberto Romero, fiscal de la JAC de la Unión.

En respuesta a la solicitud de la comunidad, el ingeniero civil de la Secretaría de Infraestructura, Ernesto Guevara, explicó:

“Durante la anterior administración se hizo rehabilitación de toda la carrera sexta y actualmente se tiene presupuestado hacer un proyecto con el fin de construir el paso peatonal sobre este puente. Desde la administración se han gestionado las fuentes de financiamiento para realizar los estudios y diseños para hacer posteriormente la construcción de este paso peatona”, dijo.

Para el funcionario no es instalar por instalar. “Se hace necesario hacer un diseño de urbanismo con el fin de que el peatón tenga libre acceso y un paso seguro sobre este puente, dado que en esta época de verano no se ve dramático, pero en época de invierno, cuando el río Soacha crezca, debemos garantizar que las personas no corran ningún peligro al pasar sobre el cauce del afluente”, concluyó Guevara.