Cada vez que empieza una ola invernal las autoridades de Soacha se ponen en máxima alerta. Y no es para menos porque la ciudad está llena de invasiones construidas al borde de abismos, debajo de montañas o cerca a las riveras de caños y humedales. Ya se han presentado inundaciones y riesgo de deslizamientos.


casa-Panamá-Soacha

casa-Panamá-Soacha

Sectores como Altos de Cazuca y Ciudadela Sucre han sido los que tradicionalmente presentan deslizamientos en temporada invernal, pero ahora se suma un sector de la vereda Panamá que fue invadido para construir viviendas debajo de gigantescas rocas y al borde de abismos que amenazan con tragarse a familias enteras.

“La verdad uno vive con bastante miedo en este sector porque cuando llueve la tierra se mueve mucho y ya se han presentado algunos deslizamientos”, cuenta Filomena Alvarado, residente en el sector de Panamá.

Ella vive con cuatro de sus hijos en una casa de plástico, cartón y tejas de zinc; lo peor, es que la humilde vivienda fue construida debajo de un barranco compuesto por gigantescas rocas y a escasos cinco metros de un profundo abismo.

La residente es consiente que más de 20 familias están en alto riesgo a raíz de las lluvias que caen en el municipio por estos días, pero asegura que la vida no les ha dado otra opción. “Yo vengo desplazada del Tolima y la verdad allá perdí todo, incluyendo a mi marido, entonces en este momento no tengo para dónde irme”, aseguró.

Pero lo más delicado es que en la parte alta de la montaña otras familias que llegaron a invadir para construir sus viviendas están removiendo piedras, tierra y rocas, amenazando con ello a los que residen más abajo.

“Dios no lo quiera en cualquier momento se nos viene encima una de esas rocas y nos aplasta a todos. De hecho ya se han rodado algunas, pero afortunadamente han quedado en la calle o por el camino”, sostuvo Pedro Antonio Salinas, residente en la zona.

Las familias que se encuentran en más riesgo piden que sean reubicadas, pero la alcaldía aún no tiene contemplado ejecutar un plan de traslado, a pesar del grave riesgo en el que se encuentran estas personas.