Con el fin de permitir el paso de peatones en forma segura y autorizada, la Secretaría de Transporte y Movilidad de Cundinamarca puso en funcionamiento, a la altura del centro comercial Mercurio, cuatro semáforos móviles y 27 barreras plásticas tipo maletín, adquiridas por valor de 49 millones de pesos.


Estas medidas fueron emprendidas por dicha dependencia, con el fin de brindar seguridad a los peatones, señalar las áreas de circulación y acceso a los pasos semaforizados, reducir la accidentalidad que se registra en este corredor vial y también disminuir los riesgos para los peatones dado el incremento en el flujo vehicular que se presenta con motivo de la operación retorno de inicio de año.

“Se realizará una campaña direccionada a los peatones, quienes por falta de pasos peatonales y a la vez por imprudencia, están siendo víctimas de accidentes de tránsito, tanto así, que a lo largo del año 2012 hubo más de 35 accidentes fatales en este tramo vial”, indicó el secretario de Transporte y Movilidad, Andrés Ernesto Díaz Hernández, quien a su vez señaló que junto con la administración municipal de Soacha “decidimos unirnos con el único objetivo de reducir la accidentalidad vial en este peligroso corredor”.

En tal sentido, precisó el funcionario que la gobernación de Cundinamarca y la Alcaldía de Soacha firmaron un convenio interadministrativo por valor de $65.367.160, mediante el cual aúnan esfuerzos financieros y conjuntamente implementarán una campaña de seguridad vial durante los dos primeros meses del año 2013 para sensibilizar y hacer conciencia en los habitantes de Soacha sobre la importancia del correcto uso de los pasos peatonales permitidos.

Con estos recursos se adecuan los pasos peatonales con el acompañamiento de paleteros y se hará la respectiva señalización de los diferentes pasos autorizados, a fin de que las personas los utilicen y no pasen por cualquier lugar de esta congestionada vía.

Es así, como el departamento de Cundinamarca invierte cerca de 100 millones de pesos en el municipio de Soacha, con el fin de reducir la accidentalidad vial en el periodo comprendido entre enero y febrero de 2013, meses que estadísticamente reportan un alto índice de accidentalidad.