El Gobierno de Canadá, con el apoyo de Prosperidad Social y la implementación de Cuso International, está poniendo en marcha un proyecto para generar oportunidades de formación e inserción laboral a 4.000 jóvenes, mujeres y víctimas del conflicto armado en ocho ciudades colombianas. Soacha, Cundinamarca, es una de las poblaciones en donde se implementará el proyecto.


SCOPE: Empleos para construir futuro es un compromiso del Gobierno de Canadá para ayudar a garantizar que mujeres, jóvenes y personas afectadas por el conflicto armado interno puedan ganarse la vida dignamente y contribuir a su economía local. Canadá ha proporcionado CAD $15 millones para apoyar el proyecto, ejecutado por Cuso International, una organización de desarrollo que trabaja para reducir la pobreza y la desigualdad a través de los esfuerzos de voluntarias y voluntarios altamente calificados, asociaciones de colaboración y la generosidad de sus donantes.

Carmen Sylvain, Embajadora de Canadá en Colombia, se unirá a representantes del municipio, del sector público y privado, y de la sociedad civil para lanzar SCOPE: Empleos para construir futuro, el próximo martes 17 de mayo a las 9:00 a.m. en Soacha.

“Mucho se habla de la paz, pero es igual de importante que venga con oportunidades para todas las personas”, afirmó la Embajadora Sylvain durante el lanzamiento de SCOPE: Empleos para construir futuro en Barranquilla. “Por ello, buscamos que a través de formación técnica, las y los jóvenes mejoren su situación económica”.

Frente a esta alianza, el alcalde de Soacha Eleázar González Casas, aseguró que “el Gobierno de Canadá y Cuso International han llegado a Soacha en un buen momento para generar expectativas de empleabilidad y de capacitación técnica laboral”.

A su vez, Elizabeth Cadena, directora técnica de SCOPE: Empleos para construir futuro, explicó que el proyecto está “dirigido básicamente a población vulnerable de Soacha, con el fin de generar una formación a la medida para que el sector privado pueda propiciar oportunidades laborales”.

El proyecto se ejecutará durante un periodo de cinco años en ocho ciudades colombianas: Bogotá, Soacha, Medellín, Cartagena, Barranquilla, Cali, Buenaventura y Quibdó.