Ha pasado casi año y medio desde que se iniciaron los trabajos de construcción de esta importante vía que une a los barrios Santa Ana y Villa Sofía en la comuna uno, sin que hasta el día de hoy se haya podido terminar por completo la obra, pues aunque en teoría la calle ya está pavimentada, aún no se han hecho los complementos como la demarcación y la señalización.


1-77.jpg

El problema no es sólo ese, pues sobre lo que ya se supone está terminado se han detectado algunas inconsistencias como grietas en el asfalto, sumideros incompletos y hasta huecos en los lugares donde tendrían que estar ubicadas las tapas del alcantarillado.

“Esta es una obra que soñábamos desde hace más de 40 años en Santa Ana, pero hoy nos damos cuenta que al parecer los contratistas piensan que nos están dando una limosna, pues no sé si es que creen que la plata sale del bolsillo de ellos, debido a que la obra lleva más de ocho meses de retraso y no se ha entregado a satisfacción ni a la Administración ni a la comunidad. Vemos que en algunas partes ya se está rompiendo el pavimento y las terminaciones son malas, ya no queremos más reuniones porque se han firmado varias actas y compromisos cualquier cantidad de veces, sin embargo hasta ahora no se ha logrado nada”, explicó Carlos Chía, Presidente de Asojuntas de la Comuna Uno.

Vale la pena recordar que los trabajos en la Cr.11 iniciaron al mismo tiempo que los de la Cr. 13 de Compartir (febrero – marzo de 2010) y aunque ambos frentes de obra presentaron dificultades a lo largo de su desarrollo, la diferencia radica en que mientras que en Compartir la presión de la comunidad logró agilizar el ritmo de las labores hasta obtener la terminación total y con calidad de la calle, en Santa Ana estas gestiones han sido insuficientes para evitar lo que los mismos vecinos llaman ‘negligencia’:

“La última acta se redactó cuando vino en su momento el Dr. Iván Mauricio Moreno en febrero pasado, allí se aseguró que el 29 de marzo la obra iba a ser entregada ‘completamente terminada’, pero hoy estamos a primero de agosto y lo que vemos es que no hay señalización, no hay reductores de velocidad y los ganchos de las tapas están salidos, sin dejar atrás que en algunos puntos ya hay estado de deterioro. La verdad estamos mirando cómo reunir a la comunidad para protestar porque no queremos que nos vuelvan a tomar el pelo, ya debemos mirar a qué entidades acudir para que nos ayuden, queremos la presencia de los entes de control. Esta es la retribución de los impuestos que paga cada contribuyente, ya estamos cansados de recorrer la vía y firmar papeles, nosotros no somos unos niños pequeños a los cuales les pueden tomar el pelo, es triste que nos sigan maltratando y mintiendo”, expresó Chía.

Es de recordar que la última acta que se firmó fue el 7 de junio, pero como ya se ha mencionado, al igual que con las anteriores nada se ha cumplido.

“Lo que han hecho hasta ahora ha sido resultado del esfuerzo de la comunidad, si no nos hubiésemos puesto al frente de la obra todavía estaríamos con las calles destrozadas. Hay muchas inconsistencias en la vía, los vehículos la cogen como si fuera una Autopista. Estamos bastantes preocupados y exigimos que dejen de tomarnos el pelo, porque vienen y adquieren compromisos que después no cumplen. No podemos olvidar que aunque la vía aún no ha soportado el tráfico de vehículos pesados, ya se están evidenciando sus fallas, ¿Cómo será entonces cuando empiece a pasar el tráfico?”, agregó Nidia Rodríguez, residente de Villa Sofía.

Lo cierto es que no se sabe cuándo se va a entregar la obra de la Cr. 11 completamente terminada, y sus habitantes reclaman corregir las fallas que presenta la calle, incluyendo la demarcación y la señalización.