La cifra salió de una visita que funcionarios de la Personería realizaron a las estaciones de Policía, incluso se dijo que en algunas, los detenidos deben hacer sus necesidades en recipientes o botellas.

La Personería dijo además que en la mayor parte de estaciones hay una deficiente atención a la población migrante, pero que además se encontraron otras falencias que recaen directamente sobre los detenidos.

En el tema específico de los detenidos extranjeros, el Ministerio Público  hizo un llamado especial para resolver la situación de estas personas, dar aviso a los consulados y permitirles una comunicación con sus familiares.

Durante la visita también  se encontró una falta o negación a la atención de servicios de salud y de prevención frente al Covid-19.

Finalmente se solicitó a las autoridades distritales y nacionales adoptar las medidas necesarias para garantizar los Derechos Humanos de las personas que se encuentran detenidos en las estaciones de Policía de la capital.