Los comicios electorales que se llevaron a cabo durante el primer semestre de 2010 han sido los más positivos en materia de seguridad y convivencia ciudadana de las últimas décadas en la Capital de la República, desde que se lleva registros de esta información a inicios de los 80.


Así lo informó el Secretario de Gobierno (e), Andrés Restrepo, al término del Consejo Distrital de Seguridad que se llevó a cabo ayer. Al promediar los resultados de los tres fines de semana cuando se efectuaron las elecciones: Congreso (del 13 al 15 de marzo); Primera vuelta presidencial (del 29 al 31 de mayo) y Segunda vuelta presidencial (del 19 al 21 de junio), se presentó una reducción del 66 por ciento en los homicidios efectuados en la ciudad.

Por casos, contabilizados los homicidios de estos tres fines de semana de 2009, suman 59 casos, mientras que durante el presente año, la cifra llega a 20 casos. A esta reducción considerable, se agrega igualmente una disminución del 8,1 por ciento en los homicidios ocurridos en mayo de 2010, comparado con el mismo mes del año inmediatamente anterior.

Restrepo afirmó que este positivo balance obedece a una concurrencia de factores, entre los que destaca la restricción a la circulación del porte de armas, la ley seca y el control a establecimientos comerciales así como retenes realizados en vía pública. Sumado a esto, una fuerte presencia de efectivos de la Policía en la ciudad, que durante los fines de semana de las jornadas electorales, llegaron a cerca de 21.000 hombres.

“Esto nos convoca hacer una reflexión sobre la conveniencia de incrementar los programas de desarme, hacer un mayor control del consumo de alcohol y estupefacientes en las zonas de rumba y de trabajar más por el fortalecimiento de la fuerza pública en Bogotá”, manifestó el funcionario, al recordar que a partir de julio la Administración Distrital reanudará la campaña ‘Amar es desarmarte’, que fija una semana al mes con restricción al porte de armas y que busca desestimular entre los bogotanos el uso de este tipo de artefactos.