En un 29% se redujeron los homicidios durante noviembre con respecto a los ocurridos en el mismo mes de 2011. Así se confirmó luego del balance presentado por el secretario de Gobierno, Guillermo Asprilla Coronado y el Comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, Brigadier General Luis Eduardo Martínez.


De acuerdo con las cifras, en noviembre de este año se presentaron 43 casos menos que en noviembre de 2011, cuando se registraron 147 homicidios. El General Martínez manifestó que este índice es el más bajo de los últimos diez años.

En lo corrido del año se registran en total 1.143 homicidios, que representan una reducción del 22% frente a 2011, cuando la cifra llegó a 1.460 casos. Las autoridades destacaron que en noviembre disminuyeron en un 34% el uso de armas de fuego y en un 26% el de armas cortopunzantes.

El alto oficial indicó que en lo corrido del mes de diciembre, históricamente reconocido como el más violento del año, se ha presentado una disminución del 59% en los asesinatos, comparado con el mismo período de 2011.

Según las cifras de las autoridades, también ha disminuido notoriamente el hurto a residencias, con un 50% menos. No obstante, hicieron un llamado a la comunidad para que esté atenta con la “llamada millonaria”, modalidad que suele aumentarse para la temporada decembrina.

Otros indicadores que presentan disminuciones importantes para este último mes del año son las lesiones comunes en un 43%, el hurto a vehículos con un 46%, a motos en un 34%, a personas en un 30%, a entidades comerciales en un 47% y a entidades financieras en un 100%.

Ante estos indicadores, el Secretario de Gobierno afirmó que “tenemos bajo control el fenómeno del homicidio en Bogotá. Nuestra meta es llevar a un solo dígito esta cifra”. Destacó, además, “la importancia de evitar la confrontación violenta cuando se trata de zanjar nuestras diferencias con los demás”.

La Administración Distrital anunció que se mantendrán todas las políticas de seguridad adoptadas, entre las que se cuenta la restricción al porte de armas de fuego, el apoyo al Plan Cuadrantes, la lucha frontal contra las redes de microtráfico y los planes focalizados en días particularmente críticos para la seguridad de la ciudad.