A pesar del anuncio del Secretario de Infraestructura, Guido Covelli, de incluir en el Plan de Desarrollo la construcción del sistema de acueducto del barrio El Mirador, que en su fase de diseños y estudios tendrá un costo de 300 millones de pesos, aún no hay certeza de cuándo se iniciarán los trabajos.


Según Covelli, la idea es que al finalizar este año se tengan listos los diseños de la obra, para posteriormente iniciar con la gestión de los recursos y el proceso licitatorio para adjudicar la obra e iniciar su construcción, a fin de dar solución a un problema que por más de 20 años ha afectado a decenas de familias que habitan en este sector.

“En el Plan de Desarrollo tenemos prevista la construcción del acueducto para el barrio El Mirador, para eso tenemos que hacer los diseños y hemos recortado parte del presupuesto de otros proyectos para reunir lo necesario, y así poder contratar los diseños de esa obra. La idea es estructurar esto en el mes de junio, una vez tengamos aprobado el Plan de Desarrollo, a fin de que hacia finales de ese mismo mes estemos sacando la licitación y el concurso de méritos para hacer los diseños. Luego de esto viene la construcción del acueducto, que debe hacerse después de que estén listos los diseños. Para ello vamos a hacer la gestión con el fin de conseguir los recursos que se requieren para esta obra, pues todos los proyectos de inversión deben estar ligados al Plan de Desarrollo. Vamos a aprovechar el tiempo que falta para ir estructurando los pliegos y los estudios previos de ese plan de inversión, para el cual ya se dejó asignada una partida por 300 millones de pesos”, explicó Covelli.

Frente al tema del fontanero encargado de operar las motobombas que proveen el agua a las diferentes viviendas de El mirador, el Secretario de Infraestructura indicó que en una reciente reunión que se hizo con la comunidad, esta misma aseguró que se encargaría de coordinar las labores de bombeo de agua, hasta tanto se contratara al fontanero, entendiendo que cuando se trata de acueductos comunitarios, estos deben ser operados por la comunidad. El funcionario manifestó que la persona que la comunidad asignó debe estar asumiendo estas funciones, y resaltó que no se puede contratar una persona de la noche a la mañana si no se cumplen unos requisitos y unos trámites de ley:

“En el transcurso de la semana entrante esperamos terminar con el proceso de contratación para que el fontanero inicie con su trabajo lo antes posible. Le queremos decir a la comunidad que esta problemática ha sido incluida en el Plan de Desarrollo, y creería que esto no va a tener ningún inconveniente porque vamos a poder contar con esos diseños realizados y terminados hacia finales de este año”, aseguró Guido Covelli.

Así las cosas, los habitantes de este barrio de la comuna dos del municipio, tendrán que seguir soportando la ausencia de una red de acueducto adecuada y ‘bandearse’ por su cuenta mientras el municipio entiende que se trata de un servicio vital que cualquier habitante merece disfrutar.