220.000 huecos serán tapados en los próximos 8 meses en Bogotá, esto se logrará con una tecnología que adquirió la Alcaldía mayor y permite abrir el tráfico vehicular en un tiempo de 15 minutos.


Más de 220.000 huecos de los llamados ‘romperrines’ en las calles de Bogotá, serán tapados en los próximos ocho meses mediante una tecnología especial de mezcla asfáltica en frío, conocida como ‘Velocity Patching’, adquirida por el Gobierno Distrital.

Durante la presentación de la nueva tecnología, el alcalde Gustavo Petro aseguró que la reducción en tiempo de ejecución es uno de sus muchos valores agregados.

Ese método permite abrir el tráfico vehicular en un tiempo inferior a 15 minutos, mientras que en el método tradicional requieren más de 3 horas.

La Unidad de Mantenimiento Vial contrató a la firma Green Patcher Colombia S.A.S. por $11.823 millones. La empresa se encargará de realizar trabajos de parcheo mediante el uso único y exclusivo de la tecnología de reparación de pavimentos, utilizada en Europa como la mejor forma de dar solución a este problema de movilidad.

Con el método tradicional se han tapado 3.000 huecos en cuatro meses, según los cálculos del sector de movilidad.

“El rompimiento rápido permite iniciar labores en lugares donde el terreno se encuentre húmedo o inmediatamente después de llover. El asfalto es mezclado en el sitio y en la cantidad exacta que se va a utilizar, lo que disminuye la emisión de gases de combustión. La tecnología de punta permite un trabajo con un mínimo ruido que permite trabajar las 24 horas del día todos los días de la semana, con mayores rendimientos de cada metro cúbico de mezcla”, dio a conocer la Unidad de Mantenimiento Vial.

La emulsión no se contamina ni pierde sus características por humedad. Es amigable con el medio ambiente, pues se utiliza asfalto en frío. Se puede almacenar la materia prima por mayores periodos de tiempo.

La tecnología está aprobada en algunos países de Europa y África y se aplica en México. En Colombia es la primera vez que se pone en funcionamiento.

Fuente: Caracol.com