A través de una manifestación que concluyó frente a la alcaldía municipal, un grupo de inquilinos residentes en Soacha marcharon para exigir ser tenidos en cuenta dentro del plan de vivienda gratis que promueve el gobierno nacional.


construcción-vía-Cazuca

construcción-vía-Cazuca

La idea de los inquilinos fue visibilizar la problemática que padecen por la falta de vivienda y exigir algunos derechos que la ley les otorga:

“Hemos decidido como Central Nacional Provivienda organizar a los inquilinos, a aquellas personas que carecen de techo en Soacha con el fin de realizar la primera asamblea exitosa para visibilizar una problemática del municipio. En segunda medida exigimos la vivienda gratis para los que pagan arriendo, un hecho que ha prometido el gobierno nacional y que creemos que Soacha debe ser uno de los favorecidos”, manifestó Ignacio Roya, presidente de Provivienda de Ciudad Latina.

La concentración también contó con la presencia del Comité de Inquilinos de Soacha, ente que representa a alrededor de 100 mil personas que pagan arriendo en el municipio.

“Estamos pidiendo al alcalde que nos ayude a ser tenidos en cuenta en el programa de vivienda gratis de la nación, que todo sea equitativo. Nos estamos uniendo para que él se dé cuenta que somos muchos los que necesitamos la vivienda en Soacha. El otro punto es que cuando uno cumple 10 años cancelando arriendo, puede ir pagando la casa y tiene derecho a ella, y un tercer aspecto son las urbanizaciones. Cuando se llega a un consenso con la administración, el 20% de las casas podrán ser adjudicadas a las personas que pagan arriendo para que las vayan pagando en cuotas moderadas”, indicó Amparo Vargas, vicepresidenta del Comité de Inquilinos de Soacha.

Finalmente, una de las peticiones que hizo el grupo de manifestantes fue un encuentro con el alcalde municipal, sin embargo este no se dio.

“Le hemos pedido una audiencia al señor alcalde para que reciba una comisión de la Central Provivienda y del Comité municipal de inquilinos, pero no ha sido posible que nos atienda. Queremos dejar claro que no es un movimiento de oposición a la administración municipal, sino de visibilizar una problemática que padecen más de 25 mil familias en el municipio, es decir, que alrededor de 100 mil personas viven en arriendo sin que se vislumbre una solución de inmediato para ellos”, concluyó Roya.