Los resultados de un estudio realizado por la Cámara de Comercio sobre la percepción de seguridad o inseguridad en Cundinamarca fueron presentado ayer en la sede Cazucá. Según las cifras, el 58% de los encuestados señaló que la inseguridad en el municipio ha aumentado, mientras que sólo el 13% manifestó que se redujo.


El 58% que considera que la inseguridad aumentó se ubicó 6 puntos por encima del promedio del periodo 2005 – 2009 y 13 puntos por encima de la medición de 2008. La presencia de grupos y las condiciones socioeconómicas fueron los factores de mayor impacto sobre la percepción de aumento de la inseguridad, particularmente delincuencia común, pandillas juveniles y desempleo.

Por su parte el 13% que dijeron sentirse más seguros, lo asociaron con presencia institucional relacionada con la policía (53).

Sin embargo el mismo estudio revela que a nivel general la inseguridad en Cundinamarca se ha reducido. Durante el primer semestre de 2009, siete de los nueve delitos de mayor impacto analizados presentaron reducciones, respecto al mismo periodo de 2008. El homicidio común se mantuvo estable y los casos de extorsión aumentaron.

En cuanto a delitos contra el patrimonio, la reducción del 55% en los hurtos a residencias y fincas se consolidó como el avance más importante del departamento durante el primer semestre de 2009.

De igual manera se pasó de 280 vehículos hurtados durante el primer semestre de 2008 a 151 en el mismo periodo de 2009, presentando una reducción del 46%. La tercera parte de los casos se concentró en la provincia de Soacha.

Los hurtos por piratería terrestre disminuyeron en 33 casos. La provincia de Soacha concentró el 25%.

A Cundinamarca le fue bien, a Soacha no

Mientras la cifras del estudio que analiza el comportamiento de los delitos de mayor impacto en Cundinamarca durante el primer semestre de 2009 favorecen al departamento en su conjunto, esos mismos resultados indican que a Soacha no le fue nada bien.

El observatorio de la Cámara de Comercio revela detalladamente los delitos de mayor impacto en Cundinamarca. Las siguientes son las cifras registradas por la Policía:

Homicidio común: 200 casos en el primer saemestre de 2009, los mismos que en 2008. Soacha, Tequendama y Sumapaz concentraron el 48% de los homicidios del departamento; por provincias, Soacha registró 54 casos seguida por Tequendama con 24.

El municipio más afectado fue Soacha , en el que se reportaron 51 casos de homicidios, 10 más que en el primer semestre de 2008. Le siguen Girardot, Zipaquirá y la Mesa.

Muertes en Accidentes de tránsito: 149 muertes por accidentalidad se registraron entre enero y junio de 2009 en todo el departamento. Soacha (26 casos), Girardot (14), Chía (8) y Facatativá.

Lesiones personales: 1.468 casos por lesiones se cometieron en todo el departamento. El 18% se presentaron en Soacha (269) víctimas.

Hurto a residencias y fincas: 533 residencias fueron hurtadas en el primer semestre de 2009, respecto al mismo periodo de 2008, donde se registró una reducción del 55% (658) casos. Las más significativas se presentaron en la provincia Soacha que pasó de 422 casos en 2008 a 126 en el primer semestre de 2009.

Hurto a vehículos: 151 en Cundinamarca, lo cual representa una reducción del 46 % respecto al mismo periodo de 2008. (129 casos menos). La provincia de Soacha, con 55 casos menos, logró la reducción más significativa del periodo.

Por su parte el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forences analiza también la información de delitos durante el primer semestre de 2009:

Homicidio común: 159 casos en Cundinamarca en el primer semestre del año. La provincia de Soacha fue la más crítica, concentró más de la tercera parte de los hechos (57 homicidios) que corresponden al 34% del total del departamento.

Muertes en accidentes de tránsito: 197 muertes se registraron durante el primer semestre en Cundinamarca. Soacha y Girardot fueron los municipios más críticos con 34 y 24 casos.

Para el caso específico del municipio de Soacha, el 37% de los ciudadanos encuestados señaló haber sido víctima de un delito, siendo los de patrimonio los que más afectan (robo de celuares, carteras, joyas…).

La encuesta se aplicó a 1.205 hombres y mujeres mayores de 18 años, los tres primeros fines de semana del mes de agosto de 2009. La firma consultora fue la Unión Temporal Universidad Sergio Arboleda- DATEXCO.