Con unos pocos aguaceros se demostró que la ciudad nunca se preparó para la ola invernal que se viene anunciando por parte del Ideam. En sólo una semana de lluvia se presentaron inundaciones en sectores como Portalegre, San Nicolás, San Mateo, Nuevo Colón y Compartir, además de deslizamientos como el presentado ayer en el sector de Luis Carlos Galán.


El más reciente hecho como consecuencia de las primeras lluvias después del fuerte verano a causa del fenómeno del niño, se presentó en el sector de Luis Carlos Galán en Cazuca, a raíz del desprendimiento de varias rocas que afectaron dos viviendas de la zona.

Inmediatamente los organismos de atención de emergencias acudieron al lugar, teniendo en cuenta que allí habitan varias personas en casas de lata, madera, cartón y polisombra.

Tal y como sucedió al finalizar la semana anterior y comienzo de esta, el Cuerpo oficial de Bomberos de Soacha y el Consejo para la Gestión del Riesgo atendieron la emergencia en donde resultaron afectadas dos familias, las cuales tuvieron que salir del lugar.

La alcaldía municipal hizo un llamado a las personas que buscan vivienda para que no invadan ni se asienten en zonas de alto riesgo de inundación y deslizamientos, y que mucho menos se dejen engañar por personas dedicadas a ubicar familias incautas en esta clase de terrenos.

Así narró el líder comunal Víctor Franco, este suceso:

Foto: Bomberos de Soacha