Una nueva tecnología al servicio del cada vez menos tiempo que disponemos para dormir, ha llegado a nosotros: una almohada con forma de oso de peluche ayuda a las personas a eliminar los molestos ronquidos.


Como no podía ser de otra manera, el invento ha sido presentado en Japón, donde más de 2 millones de personas han declarado que sufren el Síndrome de apnea-hipopnea durante el sueño. Básicamente, somnolencia por trastornos respiratorios, es decir, ronquidos. El oso-almohada funciona con un dispositivo en la mano de la persona dormida, que mide el nivel de oxígeno en la sangre y un micrófono que analiza los decibeles de la respiración. A partir de esos datos, el robot se da cuenta si la persona ronca y mueve la mano del oso de peluche hacia su cara para acariciarla, darle cosquillas, y que el bello durmiente se de vuelta, o cambie de posición, y deje de hacer ruido. Verdaderamente, un alivio y una salvación para esposas sufridas e insomnes a causa de los ronquidos de sus maridos.

http://www.noticiaslocas.com