Dos millones de pesos de recompensa está ofreciendo la CAR a quien brinde información que permita dar con los responsables de este hecho.

En zona rural del municipio de Cabrera en Cundinamarca, fue hallado el cadáver de un tigrillo lanudo Leopardus tigrinus, que al parecer habría sido asesinado por cazadores, quienes además de ello lo expusieron en vía pública.

La CAR Cundinamarca interpuso la denuncia penal ante la Fiscalía seccional de Fusagasugá, y está ofreciendo dos millones de pesos de recompensa a quien entregue la información que permita hallar a los responsables de este atentado contra la fauna silvestre.

El lugar donde fue encontrado el animal es una zona boscosa donde hay presencia de oso andino, puma y otros felinos como esta especie y donde la CAR ha realizado constante monitoreo de fauna. Según pudo conocer la Corporación, en la zona hay personas dedicadas a la cacería indiscriminada y horas antes de conocerse la muerte del animal, vecinos del sector aseguraron haber escuchado varios disparos.

La entidad rechaza y lamenta hechos como este en el que se atenta contra biodiversidad del territorio y pide que caiga todo el peso de la ley sobre quienes cometen este tipo de actos, así lo expresó Fernando Sanabria, Director General de la Corporación, quien señaló: «como autoridad ambiental invitamos a la comunidad a denunciar a quien haya cometido este vil crimen. Ofrecemos dos millones de pesos de recompensa a quien nos dé información exacta sobre el paradero de este criminal. Nuestra invitación es que denuncien, no solamente el maltrato o crímenes contra la fauna, sino también contra todos nuestros recursos ambientales».

A este hecho se suma un agravante y es que en pasadas ocasiones se han conocido panfletos en el lugar, donde se advierte sobre no querer la presencia de funcionarios de la CAR en la zona.

Fuente: Caracol.com.co