Con demostraciones caninas, el próximo sábado 28 de noviembre a partir de las 9:00 am hasta las 2 de la tarde en el parque principal de Soacha, la junta defensora de animales realizará una jornada de servicios.


La Policía Nacional, en cabeza del mayor Carlos Jacinto Castellanos, hará presencia con el escuadrón de carabineros haciendo demostraciones caninas, y se aprovechará el espacio para dar a conocer a la comunidad la ley 746 de 2002 donde se establecen sanciones para los dueños que maltraten a los animales domésticos; del mismo modo se presentará a la Alcaldía un proyecto que se pueda adoptar en el municipio y que enseñe a los ciudadanos sobre la tenencia y sostenimiento adecuado de los animales de compañía, comúnmente llamados mascotas.

En la misma actividad el grupo juvenil y ecológico de Soacha estará presente para realizar un mural con material reciclable, alusivo al trabajo que se ha venido realizando desde hace dos años en la protección del medio ambiente.

Actualmente 40 integrantes pertenecen a los grupos ambientales de Soacha, estos se dividen en dos grupos: el primero es el grupo juvenil y ecológico de quien hacen parte jóvenes entre 13 y 18 años, y el segundo es el grupo cuidapalos, que son pequeños entre 7 y 11 años; ellos ayudan a sembrar y cuidar árboles para mitigar el impacto ambiental por la falta de vegetación.

El patrullero José Arévalo, coordinador del grupo ecológico, ha orientado continuamente a los jóvenes ofreciéndoles capacitación por medio de charlas y actividades ambientales como la limpieza a las rondas de los humedales, jornadas cívicas y caminatas ecológicas, con el objetivo de enseñar a querer los recursos naturales y a proteger los humedales que se encuentran en el municipio.
“Se invita a las diferentes instituciones que hacen presencia en Soacha para que hagan parte del grupo; para quienes participen se les dará un certificado de trabajo social”, explicó el patrullero.

Adicional a la formación ambiental, se les da a conocer pequeñas instrucciones sobre los grados de la policía para que ellos aprendan quiénes son los mandos institucionales, cómo dirigirse a ellos y adquirir una formación según la disciplina interna de la policía para que no se fomente el desorden, ni en los talleres, ni en las actividades que desarrollan, ni en la vida personal de cada uno de estos jóvenes.