De lunes a viernes en horario de oficina hay atención permanente de los CAVIDH, Centros de Atención a Víctimas de las Violencias y Graves Violaciones a Derechos Humanos, sin embargo el sábado 24 de abril hubo una jornada especial de atención en Soacha, Bosa y Ciudad Bolívar; estas jornadas reúnen a un equipo profesional e interdisciplinar que entrevista a la víctima con el objetivo de detectar su problemática y brindarle apoyo. La jornada se realizó a través de un convenio entre las alcaldías de Bogotá y Soacha, desde las 8:00 a.m. hasta las 4:00 p.m en la sede de la personería municipal.

Un abogado, un psicólogo y una trabajadora social, fue el equipo encargado de atender a las más de 85 personas que asistieron a la personería municipal buscando la asesoría gratuita y estatal para solucionar sus problemáticas generadas por el conflicto armado. En el municipio el problema frecuente es el desplazamiento y detrás de esto otros delitos como homicidio y desaparición forzada, afirma David Ramírez, abogado encargado de la actividad.

Las víctimas se convocan a través del “voz a voz”, contacto con pequeñas organizaciones de desplazados y medios de comunicación locales. Cuando la víctima se acerca al CAVIDH, se le realiza una entrevista en donde se detecta su problemática, lugar de desplazamiento, agresión por parte de grupos al margen de la ley, entre otras. Posteriormente, los profesionales encargados determinan cuál es el proceso a seguir, tales como reparación administrativa, cubrimiento de ley de justicia y paz u otros procesos legales que brinden reparación a la dignidad humana.

Se resalta que para el CAVIDH, la reparación no significa sólo indemnización económica, se realiza un seguimiento desde el aspecto psicológico en donde la víctima y su familia cuentan con diez sesiones psicológicas gratuitas, además la entidad se convierte en un puente para que las familias reconozcan sus derechos y accedan a educación, salud, recreación y otros servicios que brindan tanto instituciones estatales como privadas.

Ramírez, ratifica que gran parte del problema social que vivencian las víctimas, radica en que no conocen sus derechos, por lo tanto no se atreven a exigirlos, ni son tomados en cuenta como ciudadanos que los requieren. Por tal razón el CAVIDH, educa a la población para promover el conocimiento de los derechos humanos y restablecerlos en la medida que el aparato judicial del estado lo permita, pues aún la entidad no puede ofrecer representación judicial ni ayudas humanitarias (materiales) a la población víctima de la violencia.