Al igual que hace 21 años, el Movimiento Estudiantil que se ha gestado en los últimos meses con ocasión del Proyecto de Reforma a la Ley 30 de 1992, lidera una iniciativa popular a nivel nacional que tiene como propósito llevar a las urnas este tema para que sea la misma ciudadanía la que decida cómo debe llevarse a cabo el proceso de reforma a la Educación Superior.


Se trata de la ‘Sexta Papeleta’ (en Bogotá la Cuarta), una idea que como en aquel marzo de 1990, propone a la ciudadanía que además de votar para elegir gobernadores, alcaldes, diputados, concejales y ediles, lo hagan también para decidir si quieren que el Proyecto de Reforma radicado por la Ministra de Educación en el Congreso de la República siga su curso como hasta ahora, o si por el contrario este debe retirarse para iniciar una discusión entre estudiantes, docentes, padres de familia y Gobierno, a fin de establecer acuerdos que permitan construir un Proyecto concertado entre todas las partes involucradas.

“La ‘Sexta Papeleta’ es una iniciativa que estamos promoviendo los jóvenes del Municipio (en especial los estudiantes), la cual busca impulsar un voto que no está avalado por la Registraduría y el Consejo Nacional Electoral, un voto adicional que se va a repartir en los principales puestos de votación del Municipio, con el fin de que el ciudadano lo deposite en las urnas con los demás votos. La finalidad es demostrarle al Gobierno que necesitamos que se amplíe el Debate sobre la Reforma, precisamente desde hoy jueves empezamos a repartir el Tarjetón en diferentes lugares de Soacha, en aras de que la gente lo tenga presente y el próximo domingo lo deposite en las urnas”, explicó Melany Díaz, Estudiante de Ciencia Política de la Universidad Javeriana e Impulsora de la Sexta Papeleta en Soacha.

Díaz explicó que entre las razones que existen para apoyar la iniciativa, es que esta se da a nivel nacional y ya empezó a masificarse en ciudades como Bogotá, Medellín y Bucaramanga entre otras, donde diferentes colectivos de jóvenes la están apoyando para demostrar que el proceso de la Reforma debe ser público y que es necesario dialogar con los estudiantes, los profesores, los rectores y los padres de familia porque hay un compromiso para garantizar a las futuras generaciones una Educación con Calidad y una Educación Pública con la que puedan ascender socialmente en el futuro.
Adicionalmente manifestó que la Educación no puede estar sometida al mercado que no se puede esperar a que en unos 10 años los jóvenes de las universidades públicas paguen uno o dos millones de pesos por el semestre.

“Los jóvenes también nos manifestamos políticamente y esto tiene el sentido simbólico de demostrar a la comunidad cómo se puede ampliar el Debate y los canales de participación con el Gobierno Nacional. El Municipio actualmente cuenta con dos universidades, la Universidad de Cundinamarca y la Universidad Minuto de Dios, por eso es importante que Soacha empiece a participar en esta movilización, pues el Primer Artículo de la Reforma dice que los entes territoriales deben pagar la deuda que tienen universidades públicas, pero el Gobierno Nacional no va a enviar más recursos para que estos paguen, para este caso, la deuda de la UDEC. En ese sentido, una de las propuestas de la reforma es ampliar la extensión de impuestos, por eso no podemos permitir que a nuestros ciudadanos se les cobre más, sabiendo que tenemos grandes presupuestos a nivel nacional y regional, por lo cual no entendemos por qué se nos quiere cobrar más impuestos”, agregó Díaz.

Quienes quieran participar lo pueden hacer recibiendo entre jueves y domingo el Tarjetón, además convocando a sus familias, amigos y vecinos a que lleven el Tarjetón hasta las urnas para hacerlo valer. Vale la pena mencionar que para que la iniciativa sea considerada por el Gobierno Nacional y Local, se necesita que el voto supere un umbral de más de 1000 tarjetones marcados, pues si tiene más de 1000 votos eso equivaldría a elegir un Concejal y las autoridades electorales lo tendrán en cuenta a la hora del conteo.