Ante la decisión, la Fiscalía General de la Nación anunció que solicitará una nueva orden de captura a los implicados.

La juez segunda especializada de Bogotá ordenó la libertad inmediata de Carolina Galván, madre de Sara Sofía, y del padrastro de la menor, Nilson Díaz, investigados por la desaparición de la pequeña.

La juez decretó la nulidad del proceso al determinar que la Fiscalía incurrió en varias irregularidades durante la imputación de cargos, concretamente errores en la comunicación frente a la responsabilidad individual de Carolina Galván y Nilson Díaz en la desaparición de la pequeña.

La Fiscalía, a través de un comunicado, insistió en la responsabilidad de los indiciados y dijo que se cuenta con los elementos materiales probatorios que soportan ampliamente la presunta responsabilidad de los hechos.

El ente investigador solicitará a la Comisión Nacional de Disciplina Judicial que investigue a la juez penal número 2 del Circuito Especializado de Bogotá, por haber tomado la determinación de manera incorrecta, y compulsará copias a dicha comisión.

El fiscal del caso y el representante de víctimas presentaron recurso de apelación contra la decisión, la cual deberá ser resulta por la Sala Penal del Tribunal Superior de Bogotá.