Durante los primeros seis meses de vida la lactancia materna debe ser exclusiva. Según la Encuesta ENSIN, los bebés en Colombia reciben únicamente leche materna hasta aproximadamente los dos meses de edad.


Al iniciar la celebración de la Semana de la Lactancia Materna, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar hace un llamado para fortalecer la práctica de amamantar cómo el principal mecanismo de protección y desarrollo durante los primeros seis meses de vida del bebé.

Anualmente se dan cita, del primero al 7 de agosto, más de 170 países para celebrar la Semana Mundial de la Lactancia Materna, campaña liderada por la Alianza Mundial pro Lactancia Materna (WABA), que este año tiene como lema Lactancia Materna: ¡Un triunfo para toda la vida!, que busca sensibilizar a mujeres y hombres sobre la importancia de esta práctica.

De acuerdo con los resultados de la Encuesta Nacional de Situación Nutricional – ENSIN 2005 y 2010, la proporción de niños que reciben lactancia materna exclusiva es considerablemente baja para Colombia, pues indica que este tipo de práctica se da entre 1.8 y 2.2 meses. Es decir, que los bebés en Colombia reciben únicamente leche materna hasta aproximadamente los dos meses de edad, pese a las diferentes políticas, estrategias y acciones realizadas en torno al tema por parte de diferentes entidades estatales y organizaciones internacionales.

Según la ENSIN, el departamento de Amazonas es el que más se aproximó a la recomendación internacional de 6 meses, con una duración de 5.5 meses, seguido por Vaupés (5.4 meses) Casanare (4.6 meses), Boyacá (4.5 meses) y Guainía (4.0 meses). En tres de las cuatro grandes ciudades (Cali, Medellín y Barranquilla) y en la región Caribe se observa lactancia materna exclusiva de menos de un mes de duración.

Proteger, promover y apoyar la lactancia materna es una de las estrategias del ICBF para garantizar la supervivencia y desarrollo de los niños y niñas en Colombia. La lactancia materna, es un derecho impostergable y una responsabilidad de todos lograrla.

Con la lactancia materna se logra que los bebés se sientan seguros, amados y protegidos, además de fortalecer los lazos afectivos entre los niños y sus padres.
Ésta brinda protección contra enfermedades infecciosas y alergias, contiene todos los nutrientes necesarios para el adecuado desarrollo del cerebro y crecimiento de los niños.

El tema de la Semana Mundial de este año destaca la importancia de aumentar y mantener la protección, promoción y apoyo de la lactancia materna en la cuenta regresiva hacia el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM).

Bienestar Familiar, a través de la modalidad de Madres FAMI (Familia, Mujer e Infancia) busca apoyar a las familias en la adquisición de conocimientos y habilidades para el fortalecimiento de prácticas de crianza adecuadas y la prevención del maltrato infantil, la negligencia y el abandono. Así como la promoción y el fortalecimiento de los grupos de apoyo a la lactancia materna para constituir redes que afiancen esta práctica en la familia y la comunidad.

Son 12 mil mujeres que atienden a más de de 400 mil beneficiarios entre madres gestantes y lactantes, quienes reciben capacitación en pautas de crianza, de buen trato y orientación para prevenir el embarazo adolescente.