El Comando de Policía de Soacha, un lugar caracterizado por ser el sitio de reunión y planeación de grandes acciones operativas, fue escenario de alegría infantil, pues allí acudieron niños disfrazados para participar de la celebración organizada por la institución encargada de brindar la seguridad en el municipio.


Con alegría fue bien recibida la sorpresa que la Policía de Soacha le brindó a los niños que habitan en los alrededores del Comando y a los hijos de los uniformados, ya que se les celebró la fiesta de disfraces en donde tuvieron un espacio para disfrutar de un rato agradable junto a sus familiares y amigos, además de recibir algunas sorpresas y obsequios por parte de la institución.

La jornada estuvo amenizada por la banda musical del Distrito policial, además hubo payasos, rondas y juegos realizados por los mismos uniformados. La comunidad tuvo la opción de celebrar el Halloween de una forma pedagógica y divertida, al mismo tiempo se les inculcó a los menores valores como tolerancia, respeto, amor por los demás y sana convivencia entre niños y vecinos, pues como se había mencionado, los adultos también hicieron parte de esta celebración.

“La invitación se hizo de manera verbal a las personas que viven aquí cerca del distrito, el objetivo era que participaran y se distensionaran un poco. Además, con el fin de garantizar la seguridad de la población en el municipio, en el Distrito no se celebra propiamente en la fecha sino en un día diferente”, indicó el Mayor Henry Galán, Sub Comandante del Comando de Policía en Soacha.

También afirmó que la idea es trabajar en temas de seguridad con la comunidad, pero que con actividades como esta, se pueden alcanzar grandes propósitos como lo son la disminución de los índices de violencia y la confianza que la gente pueda tener en la institución, dado el compromiso adquirido por la misma. Además, la comunidad se gozó la tarde de principio a fin, prueba de ello es la percepción que algunos asistentes dejaron al final del evento:

“Me parece que es una manera de mostrar que la Policía no es solo violencia y armas, también es una institución encargada de fomentar cosas buenas, y qué mejor que los niños sean los que aprendan a convivir en paz y armonía, ojalá no sea la única vez que se haga, pues ya pasó Halloween, pero hay otros motivos para incentivar a los niños más que simplemente ir a pedir dulces”, dijo Irma Gutiérrez, madre de uno de los menores que asistió a esta actividad.

“Veo a los niños muy contentos, a mí personalmente me alegra porque estos espacios no son frecuentes y mucho menos por parte de la policía, para mí como padre es algo realmente positivo y sólo me queda agradecer a la institución”, dijo Rafael Solórzano, otro de los padres de familia que junto a su hijo, disfrutó de esta celebración.

Al final, el rostro de satisfacción y el cansancio ya se hacía evidente en los menores, que después de disfrutar de tantos juegos, sólo tuvieron energías para recibir sorpresas y algunas golosinas.