Durante una asamblea extraordinaria que se llevó a cabo a puerta cerrada en el tercer piso del centro de convenciones Gonzalo Jiménez de Quesada, el partido de la U aceptó como su candidato presidencial al actual mandatario del país. Desde ya empezaron a formular su plan de gobierno.


El plan propuesto por el partido, abordará cuatro temas principales:

-Seguridad Ciudadana
– Infraestructura
-Calidad de la Educación e Innovación y Transformación Productiva
-Locomotoras

Sobre el tema de seguridad, la propuesta de la U indicó que en el país persiste la concentración de altas tasas de homicidio y de otros delitos, hechos que ocurren en un reducido grupo de municipios y en zonas específicas en algunas ciudades. Por esa razón la política de seguridad ciudadana debe ser más focalizada y superar el relativo estancamiento en los niveles de denuncia.

Según el documento presentado por el partido, se buscará que exista una mayor focalización territorial del pie de fuerza en esos ‘puntos geográficos calientes’. El propósito es combatir delitos específicos, tales como la extorsión y el hurto a personas, sobretodo de celulares. La U cree que hay que profundizar el Pacto de Seguridad Ciudadana, donde la Fiscalía y la Rama Judicial sean puntos esenciales.

Además se hace necesaria la implementación de programas para motivar a los jóvenes y adolescentes a mantenerse ocupados en procesos de aprendizaje y prácticas deportivas a fin de mantenerlos alejados de actividades ilícitas.

En el campo de infraestructura se mencionó que la calidad de las carreteras y la de las vías férreas son de las peores, mientras que en la calidad de los puertos, Colombia es superada por Chile, México, Ecuador y Argentina y se está por encima de Brasil y Venezuela.

Tras hacer un recuento a lo hecho en materia de carreteras, en lo que va de este gobierno, el documento que fue elaborado por la Fundación Buen Gobierno, manifiesta que para el próximo cuatrienio hay que seguir avanzando en la construcción de vías principales en las regiones, con el fin de poder conectar la red principal a la red secundaria y terciaria.

De la misma manera, en el ámbito de educación se reconoce que en ese campo el país se encuentra “sumamente atrasado” y recuerda lo arrojado por los recientes resultados de los exámenes internacionales PISA donde el 74 por ciento de los estudiantes colombianos estuvieron por debajo del nivel 2 en matemáticas, y la mitad de los estudiantes no alcanzó el nivel mínimo en el examen de lectura.

De ahí que la propuesta en el campo de la educación se concentrara en el desarrollo integral de la primera infancia hacia donde orientarán recursos permanentes para garantizar la atención integral de la primera infancia a 2.5 millones de los niños más vulnerables.

Por último, en la convención se mencionó el propósito del país de profundizar la alianza con otras naciones, bien sea mediante la creación de grupos competitivos o la firma de nuevos tratados de libre comercio.

Agrega el documento aprobado por la Asamblea extraordinaria que el país ha decidido abrirse al comercio en forma recíproca y gradual, en un proceso que ha llevado a discusiones con los sindicatos, con los gremios de la producción y con la academia.