Según el Ideam, obedece a la transición entre la temporada de lluvias y la temporada seca, en la sabana de Bogotá, lo que está causando que se sienta un frío más fuerte del habitual. Aquí les explicamos.

Expertos del Ideam dicen que el ingreso de nubosidad desde el oriente hacia el centro del país y las depresiones tropicales serían otras causas de la fría temporada que se vive en Bogotá por estos días, pero a pesar de que la sensación térmica ha caído en la capital del país y sus alrededores, los expertos dicen que la temperatura se mantendrá por encima de los 5 grados centígrados.

«El paso de ondas tropicales con abundante nubosidad han contribuido a días con escasa radiación solar, lo que a su vez ha favorecido una sensación térmica de frío para todos los habitantes de la Sabana de Bogotá», explicó Daniel Useche, jefe de Pronósticos y Alertas del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales del IDEAM, quien agregó que se espera que este fenómeno se extienda hasta los primeros días de septiembre.

Aunque agosto es el mes más seco de la mitad de año, el IDEAM pronostica lloviznas ocasionales hacia los cerros orientales y el sur de Bogotá en los próximos días, incluyendo el municipio de Soacha. El viento estimado se prevé con intensidades entre 20 y 40 km/h, lo que podría intensificar aún más el frío.

Para el Ideam es normal que en esta época del año se incrementan los vientos alisios(*) que se intensifican especialmente en zonas del centro y sur del país, incluido el departamento de Cundinamarca, sumado al ingreso de humedad de la Orinoquia, lo que genera la sensación de frío que por estos días se registra en la región.

“Es probable que tengamos intervalos soleados en las mañanas y las primeras horas de la tarde, pero no descartamos la ocurrencia de lloviznas intermitentes con mayores incidencias en zonas del oriente y occidente de Bogotá”, añadió Useche.

Por su parte el Instituto Distrital de Gestión de Riesgos y Cambio Climático (IDIGER), recomienda que para evitar cualquier tipo de emergencias ante la presencia de vientos fuertes, es preciso alejarse de los techos, láminas de zinc y objetos que podrían ser arrastrados por la fuerza.

Vientos alisios: Son vientos regulares de intensidad moderada, que soplan sobre la mitad del globo a una velocidad media de unos 20 Km/h. Son cálidos y secos en origen, pero al atravesar las extensiones oceánicas se cargan de humedad y se enfrían.