Para un habitante de Soacha que pase los 30 años el nombre de Fernando Ramírez es sinónimo de política y liderazgo, pero para las nuevas generaciones es tal vez sólo alguien que aspira a ser alcalde de la ciudad. Pero en un municipio tan cambiante suele suceder que las cosas se olviden, por eso esta nota construye la vida, logros y alcances de este líder que hoy aspira a la alcaldía municipal.


Nacido en el municipio de Soacha en el seno de una familia soachuna, desde muy joven se caracterizó por su liderazgo que se ve reflejado en su vida estudiantil. Su inquietud por la vida pública lo lleva a ser Secretario del Concejo Municipal, al tiempo que cumple con su desarrollo estudiantil y se gradúa en la Universidad Externado de Colombia como economista. Líder de las juventudes liberales en 1978 es electo Concejal del municipio, siendo luego nombrado Alcalde de los municipios de Gachancipá y Silvania.

Su vida profesional la dedica al sector público; entre los años 1982 y 1985 ejerce el cargo de Jefe de la Oficina de Planeación y Promoción de la Secretaria de Educación departamental de Cundinamarca. Desde allí inicia una gran gestión para la creación de nuevas escuelas y colegios oficiales del municipio y del departamento. Su renuncia la presenta para acompañar al Partido Liberal en la campaña a la Presidencia de la Republica del doctor Virgilio Barco Vargas.

En 1987 es nombrado alcalde de Soacha por decreto, cargo que ejerce durante 9 meses. En su gobierno se dio el primer esquema de participación ciudadana, donde la mayor parte de las obras, especialmente las de pavimentación, se hicieron con el apoyo de las comunidades. Reformó el impuesto de industria y comercio y creo la oficina de planeación y control fiscal del Municipio.

La recuperación de escuelas y colegios así como la iniciación de la construcción de establecimientos educativos en el municipio muestran su férreo convencimiento de la necesidad de educar los niños y jóvenes. Para este momento las calles de los barrios de Soacha eran en su mayoría sin pavimentación y con la compra de maquinaria moderna para la Secretaria de Obras Públicas, se inicia un proceso de rectificación de diseño y ordenación de las vías de los barrios hasta ese momento construidos, al igual que moderniza el sistema de recolección de basuras.

Se construyen los puentes peatonales de San Mateo y la calle 13, como respuesta al nivel de accidentalidad de la Autopista Sur. De igual forma se inician trabajos en el tema de salud, (León XIII, y Despensa entre otros).

Desempeñándose como Alcalde por decreto, renuncia a su cargo para participar en la primera elección de alcaldes por voto popular, toma posesión del cargo el 1 de junio de 1988. Su programa de gobierno lo centra en la participación ciudadana, en un municipio de 122.000 habitantes; el gran interés de llevar a las comunidades servicios que mejoraran la calidad de vida y avanzaran en el proceso de modernización, permite que el trabajo social genere confianza y despierte un verdadero sentido de identidad y pertenencia entre los habitantes, el municipio es respetado en el contexto departamental y nacional, se rompe el mito del transporte logrando apertura y consecución de rutas las 24 horas al municipio, en su gobierno se inicia la prestación de este servicio por más de 20 empresas de buses y colectivos.

Las tradicionales ferias y fiestas de pueblo son transformadas a fiestas culturales; en este gobierno se construyen los Colegios municipales de Las Villas y San Mateo, al igual que la ampliación de Colegio Departamental Integrado de Soacha.

También se construyen los centros de salud de Compartir, San Marcos, San Mateo, Ciudad Latina y Ciudadela Sucre. Se extienden 42 kilómetros de pavimento y se construyen los puentes peatonales sobre el río Soacha.

La alcaldía es remodelada al igual que las instalaciones del concejo, se construyen los juzgados y se firma el convenio para la construcción de la sede de Transito de Soacha. En materia deportiva se construye el Estadio Luis Carlos Galán, el Coliseo General Santander, el Polideportivo Municipal, y varios centros del deporte en diferentes barrios de Soacha.

Es el primer alcalde de Cundinamarca en asumir la responsabilidad de construir colegios municipales de bachillerato y asume en este gobierno la vinculación de un personal docente a escuelas y colegios públicos con cargo al presupuesto del municipio, como estrategia para aumentar el número de cupos. Se construye el Teatro Sua, y se da impulso a las obras institucionales de inspecciones.

En su gobierno se inicia la Construcción del Centro Cultural de Soacha, proyecto que fue planeado para que contara con biblioteca pública, talleres de arte, pintura, salas de cine y exposiciones, y un museo que recopilara los hallazgos de nuestros aborígenes muiscas y chibchas. Al finalizar su mandato en 1990, dedica su tiempo a los diseños del primer hospital, la consecución del terreno y la búsqueda de recursos para la puesta en marcha del hoy Hospital Cardio infantil de San Mateo. De igual forma los diseños de los Colectores del Sur y Suroriente.

Una vez concluye su administración, es nombrado Director Regional del Ministerio del Transporte; durante los 8 meses que ejerció el cargo, lanzó la más grande ofensiva para mejorar el transporte público y escolar, y se crea la primera empresa urbana en el Municipio.

Renuncia para acompañar la campaña del doctor Manuel Guillermo Infante a la gobernación del departamento por voto popular. En este gobierno es nombrado Secretario de Educación del departamento, como resultado en el corto año que estuvo al frente de este cargo, se construyen 22 instituciones de secundaria en el departamento y en Soacha se entregan los colegios departamentales de la Despensa, León XIII, Luis Carlos Galán de Cazuca y Ciudadela Sucre. Para superar el déficit educativo, a Soacha son enviadas más de 200 plazas docentes. Además se construyen las escuelas de barrios como los Ducales y Santana, entre otras.

Su gestión es reconocida, no solo en la labor educativa, sino como miembro del gabinete del entonces gobernador Manuel Guillermo Infante, aquí se aportan recursos para la construcción del colector sur, el cual beneficia a más de 40 barrios de esta zona de Soacha.

Posteriormente renuncia para iniciar su campaña a la Cámara de Representantes, una vez elegido y durante el corto periodo en el Congreso de la República, presenta diferentes propuestas para el desarrollo de Cundinamarca y en especial para Soacha, participa en diferentes proyectos de ley con su presencia en la comisión cuarta a la que perteneció. Al ser ponente del presupuesto nacional, logra incluir partidas para la construcción del colector sur y suroriente del municipio, diseños para colectores del centro y del sector sur de la comuna 5, así como para la pavimentación de diferentes vías del plan vial y de la paralela a la autopista sur. Recursos para la terminación del Centro Bolivariano y del Centro Cultural.

En 1996 es víctima de un secuestro del cual es liberado en 1999.

Para el año 2001 se convierte en el Secretario de Hacienda de del Departamento. Proyecta su quehacer político y por el consenso de los distintos partidos inscribe su candidatura a la Gobernación de Cundinamarca por el Partido Nuevo Liberalismo, del cual es cofundador con otros dirigentes nacionales.

En el año 2005 asume la curul al Senado de la Republica donde participa como ponente en el presupuesto nacional, compromete los recursos del presupuesto con apoyo del Ministro de Infraestructura del momento para la ampliación y cimentación de los puentes vehiculares en las intersecciones de Quintanares y San Mateo, obras complementarias del proyecto Transmilenio. Sin embargo estos recursos fueron posteriormente modificados a solicitud del alcalde de la época, quitándole la posibilidad al municipio de mejorar el proyecto Transmilenio y la movilidad.

Hoy enfrenta de nuevo una campaña política con miras a conseguir el primer cargo municipal, buscando el respaldo de todos los soachunos, teniendo en cuenta que gran parte de las obras y proyectos realizados en Soacha, tienen el sello de Fernando Ramírez.

* Espacio contratado